-Juan Guzmán.

Licey al Medio: –La Misión ILAC tiene 48 años de haber iniciado su labor en los campos de las montañas del Cibao. Los frutos cosechados de esta siembra están presentes en varias comunidades del país.

Cada año el organismo rector de las políticas de la institución tiene su encuentro que este año se vio retrasada por las condiciones sanitarias que vivió el país y el mundo a causa del Covid-19. En esta ocasión el Consejo de Directores se reunió  el pasado 30 de octubre.

Allí su director ejecutivo señor Radalme Peña, dio a conocer los alcances logrados en materia de planificación, desarrollo y puesta en funcionamiento de una cantidad considerable de acueductos rurales que impactan ya de forma positiva en diversas comunidades de nuestra región.

También, el desarrollo junto a campesinos de la cordillera Central y Septentrional de invernaderos familiares. La implementación de soluciones habitacionales, así como el sostenimiento de los planes de salud de forma presencial, que representan logros de gran interés impactando directamente la calidad de vida de la gente en las diversas zonas rurales en las que el ILAC tiene incidencia.

Radalme Peña, Director Ejecutivo del ILAC ofrece, sobre el terreno, explicaciones a los miembros del Consejo de Directores de los planes a futuro de la institución.

La otra mirada, teniendo en cuenta el futuro, tiene su base en introducir aspectos que como la educación ambiental, el uso de los desechos y la planificación técnica de la prestación de los programas tradicionales de la institución, se enfoca en un enriquecimiento de la visión y misión del ILAC, readaptándose, como ha sido su tradición, a las exigencias de cada tiempo, con entusiasmo y esperanza.