Pastoral de duelo en esperanza nace en Parroquia Los Jardines

0
84

Una iniciativa para los que sufren dolor 

____________________________

La Pastoral de Duelo en Esperanza nace en febrero del año 2023 como  la primera pastoral de duelo en Santiago, en la parroquia Corazón de Jesús, de Los Jardines Metropolitanos.

Su propósito es el de acompañar y apoyar, desde la FE y desde el AMOR QUE PERMANECE, a personas-familias que estén atravesando un proceso de duelo por la muerte de un ser querido. Igual puede ayudar a transitar otras pérdidas.

Es sanar el sufrimiento de la mano de Dios.

EN LA PASTORAL APRENDEMOS QUE NO ES LO MISMO ESTAR EN DUELO QUE HACER EL DUELO.

El duelo necesita ser atendido; es un proceso que requiere mucha voluntad para hacer un trabajo CONSCIENTE  e INTENCIONAL  por parte de la persona que lo vive, para poder sanar, y recordar desde el amor y la gratitud al ser amado fallecido, con la esperanzadora opción de resignificar el dolor.

En nuestra Pastoral de Duelo en Esperanza hacemos un camino que nos ayuda a reconocer esos recursos y a usarlos, sumando además conocimiento de otros temas y herramientas externas, propias de la educación en duelo, sabiéndonos parte de una red de contención comunitaria que nos recuerda que no estamos solos; y lo más importante: AYUDARNOS A ABRIRNOS A LA ACCIÓN SANADORA DE LA GRACIA DE DIOS.

METODOLOGÍA:

TALLER DE DUELO EN ESPERANZA: reuniones presenciales. Duración de 3 meses cada grupo, y se da paso a otro.

Se acompaña el proceso de elaboración del duelo con guías de trabajo semanales. Cada guía se enlaza con la siguiente, y se va erigiendo una estructura coherente desde lo racional, emocional y espiritual, lo que permite que el objetivo del taller se cumpla, con el favor de Dios.  

Todas las acciones de nuestra Pastoral, incluyendo los Talleres de Duelo en Esperanza, son gratuitas.  

Es nuestro propósito  que cada parroquia pueda tener una Pastoral de Duelo, porque la atención y la compañía hacia los dolientes termina con la última misa de 9 días, y un párroco por sí solo no puede darle seguimiento a esas familias. Por ej: por cada persona que llega a nuestra pastoral es como acompañar a toda una familia, porque se van percibiendo los efectos de la mejoría y del aprendizaje, poco a poco, entonces si en un taller tenemos 12 personas, son prácticamente 12 familias.

HACER UN DUELO CON DIOS O SIN DIOS ES RADICALMENTE DISTINTO. Podemos trabajar para un duelo trascendente, desde la Esperanza, con aceptación de lo sucedido.

Se honra más a un ser amado que muere viviendo un duelo genuino, y no quedándose en el sufrimiento eterno. Es ahí donde Dios nos sostiene, desde su sabiduría, y nos ayuda a renacer; y si queremos, EL PERMITE QUE NUESTRO DOLOR SEA FECUNDO. AMEN.