Santo Domingo.-El Seminario Pontificio Santo Tomás de Aquino inauguró el año académico 2022-2023, el pasado 22 de agosto, con una conferencia y la Eucaristía votiva al Espíritu Santo de los 87 jóvenes que se están preparando para el sacerdocio. También obispos, sacerdotes y laicos.

En el encuentro donde presentaron y juramentaron a los formadores de este nuevo ciclo, el padre José Apolinar Castillo, rector del Seminario, dio las palabras de bienvenida, y el presbítero Eric Wilson Cosme Tavarez, tuvo a su cargo la ponencia central, en la que abordó la sinodalidad como dimensión constitutiva de la Iglesia desde la línea de la eclesiología fundamental.

El encuentro finalizó con una Eucaristía presidida por monseñor Francisco Ozoria, arzobispo de Santo Domingo, quien motivó a los obispos, presbíteros y candidatos al sacerdocio a “animar y acompañar a este pueblo mariano en la devoción a la Virgen de la Altagracia y guiarlos hacia una espiritualidad mariana”.

La misa fue concelebrada por Mons. Héctor Rodríguez Rodríguez, obispo de La Vega; Mons. Andrés Napoleón Romero Cárdenas, obispo de Barahona; Mons. Jesús Castro Marte, obispo de Nuestra Señora de la Altagracia en Higüey; Mons. Ramón Alfredo de la Cruz Baldera, obispo de San Francisco de Macorís; Mons. Carlos Tomás Morel Diplán, obispo auxiliar de Santiago de los Caballeros; Mons. José Amable Durán Tineo, obispo auxiliar de Santo Domingo.

También concelebraron Mons. José Dolores Grullón Estrella, obispo emérito de San Juan de la Maguana; Mons. Gregorio Nicanor Peña Rodríguez, obispo emérito de Nuestra Señora de la Altagracia en Higüey; Mons. Rafael L. Felipe Núñez, obispo emérito de Barahona, y Mons. Fausto Ramón Mejía Vallejo, obispo emérito de San Francisco de Macorís.

Dirección de Comunicación y Prensa CED