¿Qué es lo más importante?

0
121

De las elecciones lo más im­portante es el deseo de cambio, no solo político, sino cambio de mo­delo económico, de éti­ca, de respeto a la gen­te, no solo a las clases medias, sino también a los pobres, es un deseo sentido y manifestado. Se espera que la socie­dad civil, gremios y sindicatos, iglesias, or­ganizaciones barriales se hayan asimilado al querer de cambio que palpita en la sociedad dominicana. Que contribuyan como grupos intermedios y poder ciudadano. Se espera que el Nuevo Gobierno respete al menos los compromisos contraídos con su electorado y que la sociedad civil se constituya en grupo de presión para ver y re­clamar las reivindicaciones esperadas.

.

“Santiago e’       Santiago.” Esta frase es algo más que un juego de palabras. Se re­fiere a su santo patro­no, Santiago el apóstol, y al carácter social de la sociedad cibaeña en­carnada en Santiago.  Una sociedad de valores democráticos representada por los cultiva­dores de tabaco, de lu­chas sociales y políticas según vimos en la Revolución de 1857 y la Constitución de Moca, en su liderazgo en las jornadas ideoló­gicas y militares de la Restauración, en sus luchas contra las dicta­duras de Lilís y de Tru­jillo, … En expresiones culturales como las sociedades Amantes de la Luz y la Alianza Cibaeña en periódicos como La Información. Y nuevas obras como el Centro León. “Santiago e’ Santiago.”

.

La escuela. El reto, muy difícil, es encontrar una forma para po­der abrir las clases. Se opina, se escucha y se debate. Hay opiniones varias. Declarar un año sabático o posponer la apertura hasta enero. Clases virtuales y semipresenciales. Digita­les o radiofónicas. Pros y contras. Pero hay que tomar decisiones. Cualquier decisión im­plicará un riesgo. No buscar objetivos máximos sino mínimos que en este contexto ya es mucho. Todo depende­rá del comportamiento del maestro, de su disposición a querer y ayudar al alumno.

.

Mike Pompeo. ¿Re­cuerdan a Mike Pompeo? Es el secretario de Estado de los Esta­dos Unidos que llamó al presidente Me­dina el 11 de julio de 2019 y le conversó “sobre la im­portan­cia de que to­dos los actores políticos en la República Domini­cana preserven las ins­tituciones demo­crá­ticas y respeten el Esta­do de Dere­cho y la Consti­tución, particularmente en el período previo a las elecciones del 2020 en la República Dominicana.” Después de esa llamada el pre­si­dente Me­dina desistió de reformar la constitución que le hu­biese permitido volver a presentarse como candi­dato a la presidencia. El secretario volvió y llamó este 14, ahora a Luis Abinader y lo felicitó por su victoria presidencial y le manifestó que “espera que los Estados Unidos y la República Domi­nicana continúen trabajando en conjunto “para asegurar la se­guridad y la prosperidad en la re­gión del Caribe y todo el hemisferio occiden­tal.” Tam­bién felicitó “al pueblo dominicano por el desarrollo de unas elecciones exitosas.”

.

45 días. El 19 de mar­zo el presidente Medi­na declaró 16 días de emergencia. El 19 de   julio declaró 45 días. Ya lo sabemos, en la informalidad cultural del pueblo dominicano, dado a coger muchas cosas a can y chercha; y la vocación de gobiernos y autoridades de amañar situaciones e informaciones no hemos podido avanzar en “aplanar la curva” en la lucha contra el coronavirus.  Ha­brá más afectados y fallecidos. Se necesitarán más re­cursos econó­micos y huma­nos, habrá más problemas. Es en serio, no es para relajo.