Padre Raymundo Savard, msc se marchó a la Casa del Padre

0
105

Estuvo en Nagua, Castillo, La Romana, San Juan, Santo Domingo, Santiago y San José de las Matas

 

  1. Datos biográficos y estudios

 

Nació en St-Alban, Provincia de Quèbec, Canadá el 28 de octubre de 1928. Hijo de Ange­lina y Alfredo, una fa­milia de siete hermanos, cuatro hembras y tres varones, en la cual reci­bió una educación cristiana y aprendió la vida de oración. De pequeño se formó en la escuela pública con las Herma­nas del Perpetuo So­corro. Luego entró a la Escuela Apostólica en Beauport donde más tarde trabajó como profesor. Hizo la Filosofía en Watertown, NY, y la Teología en la Univer­si­dad de Laval, Què­bec.

 

  1. Itinerario Vocacional

 

Ingresó a la Pequeña Obra (Seminario Menor MSC) el 4 de enero de 1943. Hizo su Novicia­do en el año lectivo 1948 al 1949, su prime­ra Profesión Religiosa el 8 de septiembre del año 1949, su profesión perpetúa el 8 de septiembre de 1952. Fue ordenado sacerdote el 9 de junio de 1957.

 

  1. Recorrido Misionero

 

Dos años después de su ordenación sacerdotal fue destinado a la República Dominicana y vino al país el día 12 de julio del año 1959, donde realizó diversos servicios apostólicos:

  • 1959-61: Vicario cooperador en la parroquia N. S. de la Altagra­cia, de Nagua, donde aprendió el español y se familiarizó con las gentes del Nordeste.
  • 1961: Vicario co­operador en la parroquia Nuestra Señora de la Altagracia de San­tiago
  • 1961-68: Profesor en el Seminario Misio­nero de San José de las Matas, llegando a ser Director del Seminario durante los años 1964-68.
  • 1968-70: Estudió Catequesis en la Uni­versidad Laval de Québec.
  • 1970-72: Fue Vica­rio cooperador en Na­gua y Castillo y encargado de la Formación de los catequistas en el Centro de Promoción de Nagua.
  • 1972-73: Fue Vica­rio cooperador de la Pa­rroquia Nuestra Señora de la Altagracia de Santiago y Director del Instituto de Catequesis de la Diócesis de La Vega.
  • 1973-78: Fue Pá­rroco de la parroquia Nuestra Señora del Sa­grado Corazón de Los Prados, Sto. Dgo., siendo, a la vez, Director de los Teólogos y Filóso­fos MSC.
  • 1977-79: Fue Ecó­nomo Provincial.
  • 1978-84: Párroco de la parroquia Santísi­mo Redentor en San Juan de la Maguana, donde se destacó por su liderazgo apostólico, como formador de cate­quistas y por su compromiso con los pobres. Allí dirigió, con sus propias manos y con el apoyo de unos campe­sinos, proyecto de la construcción de un pe­queño barrio para cam­pesinos muy pobres.
  • 1984-88: Fue Pá­rroco de la parroquia San Pablo en la Roma­na, donde llevó adelante el trabajo apostólico y pastoral, y dio un nuevo impulso a la promoción social de la comunidad de Villa Verde, dando continuidad a la obra iniciada por el Padre Marcelo Simard.
  • 1988-94: Fue Supe­rior Provincial de los Misioneros del Sagrado Corazón de la Repú­blica Dominicana. Du­rante su gestión su llevó a cabo la primera Con­ferencia sobre los Mi­nisterios pastorales msc. Hubo 12 ordenaciones sacerdotales. Se impulsó la Pastoral Vo­cacional msc y la organización del Archivo Provincial.
  • 1994-96: Volvió a San Juan de la Maguana como Vicario coopera­dor en la parroquia San­tísimo Redentor.
  • 1996-2000: Direc­tor Espiritual, acompa­ñando a los estudiantes MSC de Teología y Fi­losofía del Seminario Misionero de El Palmar, Herrera, Sto. Dgo.
  • 2000-2007: Desem­peñó los cargos de se­cretario y archivista provincial.
  • 2001-2004: Asis­tente del Ecónomo Pro­vincial
  • 2004-2006: Vuelve a ser Ecónomo Provin­cial.

Como hombre aman­te de las lenguas, trabajó como traductor en varios eventos internacionales MSC como Capítulos y Conferen­cias MSC. Sus peque­ñas obras y artículos, publicados en la Revista Amigo del Hogar, son una muestra de su talento intelectual, por ejemplo: las Bienaventuran­zas, Vida del padre Al­fredo Lambert MSC, Oraciones MSC y otros.

A partir de año 2006, recuperado de su opera­ción de cateterismo, si­guió residiendo en la Casa Provincial. Desde ahí, continuó, de mane­ra silenciosa pero muy intensa, su obra de co-rrector en lengua espa­ñola de la Revista Ami­go del Hogar y de una gran parte de los libros que edita la Imprenta Amigo del Hogar. Y también hizo un gran aporte traduciendo di­versas obras del inglés y del francés al español y viceversa.

 

  1. Rasgos de su personalidad

 

Como persona, el pa­dre Raymundo fue más de lo que aparentaba y lo sabemos mejor quie­nes tuvimos la dicha de  compartir la vida comunitaria con él. En el pa­dre Savard encontramos a un hombre de una des­tacada personalidad en la que se conjugan a la vez su capacidad hu­mana, intelectual, espi­ritual y apostólica.

El P. Raymundo se  caracterizó por ser un msc con buen juicio, sabiduría y discreción. Fue, además, una perso­na responsable, trabaja­dor incansable, ordenado, metódico, discipli­nado y con gran sentido de corresponsabilidad y emprendedor.

Fue un hombre con una voluntad de hierro, firme en sus proyectos, con una inteligencia práctica y gran capacidad para dirigir, probada no solamente en sus gestiones pastorales, sino también en su ejercicio como Superior Provincial MSC. Su ca­pacidad humana se traduce en acogida, comprensión y ejecutor de sus proyectos. Persona de una gran sinceridad, amante de la lectura ­(literatura española, francesa e inglesa) y ha­bituado al quehacer in­telectual, catequista a carta cabal y formador de ideas claras y doctrina sólida.

 

Desde el año 2000 permaneció en la Casa Provincial, de Los Pra­dos, en diversas tareas de la Comunidad msc y, a partir de su primer cateterismo, fue pasando por diferentes quebrantos de salud, internamientos clínicos y operaciones que le mantuvieron inhabilitado y recluido en casa hasta que falleció la madrugada del día 12 de octu­bre, faltando 16 días para celebrar sus 90 años de edad. Descanse en Paz!

 

Mons. Valentín Reynoso (Plinio), msc

Obispo Auxiliar Emérito de Santiago

Alumno y compañero msc del P. Raymundo Savard, msc

 

15 de Octubre 2018

 

 

  1. Vida Espiritual

 

En él encontramos a un Sacerdote, a un  MSC fiel y de corazón sencillo, consagrado a la misión, con espíritu de pobreza evangélica, de oración constante y de testimonio evangélico. Hombre reservado en su manera de proceder, vida de oración personal y comunitaria,  rezo de la Liturgia de las Horas, Misa diaria y meditación asidua; persona de confianza en Dios, con un gran amor a la Iglesia, a la Santísima Virgen, bajo la advocación de Nuestra Señora del Sagrado Corazón; a la Congregación y a la Misión. Fue un confesor en las parroquias y un apreciado director espiritual de los fieles, particularmente en la Casa provincial de Los Prados.

  1. Profesor y Formador

Como profesor y educador responsable, fue un formador de renombre que supo exigir a los alumnos del Seminario MSC al máximo, tanto en la Pequeña Obra de San José de las Matas como en Los Prados y El Palmar, siendo a la vez comprensivo y capaz de dar soporte humano y espiritual. Como formador, ha demostrado su capacidad de escucha, comprensión y exigencia. En el área de la formación humana, espiritual, académica y religiosa, da confianza y acompaña; por eso fue considerado como un gran formador de catequistas y agentes de pastoral.  Por su capacidad de pensar y de discernir, se ha desempeñado como un excelente director espiritual y catequista ejemplar, tanto para los seminaristas como para laicos.

Como ilustración  y resumen  elocuente de su experiencia de vida consagrada y pastoral como MSC, transcribimos a continuación el testimonio que él mismo nos ha dejado, al celebrar sus 50 años de vida sacerdotal:

“Cumplir 50 años puede ser cosa ordinaria. Pero cumplir 50 años de sacerdocio tiene que ser una oportunidad de echar una mirada hacia atrás, y después mirar un poco hacia adelante. Echar una mirada hacia atrás para dar gracias al Señor por tantos favores recibidos cada día. El primero es haber nacido, tener vida, como participación de la vida de Dios. Y haber nacido en la familia de Angelina y Alfredo con 4 hermanas y 3 hermanos. Educación cristiana y alegrías y roces y ayuda entre  hermanos son parte del amor que Dios nos ha manifestado. Muy importante ha sido la oración diaria en familia. Las Conversaciones sobre la vocación que cada uno habrá de escoger. Los estudios con las Hermanas del Perpetuo Socorro en la escuela pública del pueblo.

Entrada en la Escuela Apostólica el 4 de enero de 1943, con muchas lágrimas en los primeros días. La dedicación de los profesores msc, la dirección espiritual hasta llegar al noviciado y los votos. Primer nombramiento como maestrillo en la Escuela Apostólica, y por fin los estudios de teología y la ordenación sacerdotal en mi pueblo, el 9 de junio de 1957. Llegada a la República Dominicana el 12 de julio de 1959. Trabajo parroquial, enseñanza y dirección del Seminario Misionero. Nuevamente estudios, pero de catequesis. Y regreso al trabajo parroquial, especialmente en catequesis. Y ahora, algún descanso y ayuda a los compañeros MSC en lo poco que puedo hacer”. (cf. MSC P′Adelante, No. 15).

 

En resumen, el Padre Raymundo fue un Misionero coherente,  Sacerdote y Pastor transparente, un  evangelizador ecuánime, un catequista entusiasta y un formador de misioneros del Sagrado Corazón. Hombre de fe, de oración, de una vida espiritual sólida, estudioso, amante de la lectura, actualizado, religioso ejemplar, buen compañero msc y trabajador infatigable, cercano a los pobres, bondadoso y caritativo, que supo asumir las actitudes  que Jesús describe en el Sermón de la Montaña. Tradujo varias obras al  inglés y al francés y viceversa.

Como líder espiritual, fue un hombre que gozó de inteligencia, con una  sabiduría natural y una gran capacidad como formador, como párroco, como consejero espiritual, como Superior y ecónomo provincial. Fue un verdadero Misionero del Sagrado Corazón, identificado con el Carisma y la Espiritualidad MSC.

 

 

 

 

Desde el año 2000 permaneció en la Casa Provincial de los Prados en diversas tareas de la Comunidad msc y, a partir de su primer Cateterismo, fue pasando por diferentes quebrantos de salud, internamientos clínicos y operaciones que le mantuvieron inhabilitado y recluido en casa hasta que falleció la madrugada del día 12 de Octubre, faltando 16 días para celebrar sus 90 años de Edad. Descanse en Paz!