Transportarse en un motor

es muy común y corriente 

porque es un medio eficiente 

y con un costo menor

hay quien monta con temor

porque el hacerlo es riesgoso

incluso hasta peligroso 

si quien lleva el aparato 

se le olvida por un rato

ser prudente o cuidadoso.

Y aunque su uso mayor

es con fines de trabajo 

siempre aparece un carajo

con ánimo retador 

y hasta un atracador 

que lo usa de instrumento 

para huir en el momento 

muy rápido y expedito 

tras cometer el delito

que de la ley es tormento.

Pero hay otro gran problema 

que generan los motores

incluso desgarradores

y que de salud es tema

porque satura el sistema

con  muertos y lesionados

y hospitales colapsados

por la siniestralidad 

ya que por temeridad 

hoy son miles los baldados.

Los accidentes viales

son un dolor de cabeza

hay que andarle con dureza 

y reducir estos males

porque los choques fatales

además de cobrar vidas 

tienen cifras conocidas 

de lo que cuesta al erario

este oneroso calvario

de motoristas suicidas.-