Llegaron los peregrinos

0
65

Los jóvenes dominicanos que participaron en la Jornada Mundial de la Juventud, Panamá 2019, ya están con nosotros. La experiencia vivida los marcará para siempre. Vienen llenos de optimismo y esperanza. Com­prendieron el mensaje que el Papa Francisco les transmitió.

Al llegar a la tierra que los vio nacer comenzarán a ver otra realidad en sus compañeros de genera­ción, que andan perdidos por otras vías. Esa coti­dianidad llena de vicios, trampas y engaños en que la socie­dad actual ha llevado a un sector importante de la juventud domi­nicana, secuestrándole el presente y haciendo de ellos veletas que van hacia donde el viento de la destrucción los lleve.

Los que participaron de la Jornada ahora tienen el gran compromiso de trabajar con ellos en los di­ferentes ambientes donde viven, para erradicar la violencia que sufren, generando desaso­siego en su familia y la sociedad.

Trabajar para ayudarles a cambiar los días grises por un porvenir hermoso, porque estos jóvenes, al perder el rumbo de su vida, hoy padecen las consecuencias de una degra­da­ción que los vuelve an­cia­nos maltratados cuando apenas comienzan a contar sus años.

Hay que caminar con nuestros jóvenes. El sector público y privado tie­nen que brindarles oportuni­dades de trabajo, por­que en la medida en que los muchachos están ocupados en actividades productivas, irán desapa­re­ciendo tantos signos de muerte en la sociedad dominicana.

La violencia y la inseguridad ciudadana que sufrimos, y que no es asunto de percepción, disminuirán considerablemente, porque hemos visto que en la ma­yoría de crímenes y atracos que ocurren en nuestro país, están involucrados jóve­nes.

Porque como ha dicho el Papa Francisco en Panamá, qué fácil resulta criticar a los jóvenes, y pasar el tiempo murmurando si les privamos de oportunidades laborales, educativas y comunita­rias, desde donde aga­rrarse y soñar el futuro en un mundo que no está dando raíces ni cimientos a los jóvenes.