La filosofía y el Bonó

4
507

La filosofía y el Bonó. El Instituto Su­perior de Filosofía Pe­dro Francisco Bo­­nó, un centro de estudios filo­sóficos que dirige la Compa­ñía de Jesús en la ciudad de Santo Do­min­go, al cumplir 34 años de fundado, ha nombrado rector a uno de sus egresados, el P. Cris­thian Espi­nal Dilo­né, jesuita, nativo de Santiago, graduado de licenciado en filosofía en 2008 y ordenado en 2015. Porque la filo­sofía contempla y transforma la socie­dad.

 

Construyendo la democracia.

 

Para aprovechar el período electoral y no solo oír, aplaudir, caravanear y votar. Sino algo más.

Las elecciones son muy buen tiempo para cons- truir la democracia. Por ejemplo, para plan­tear un diálogo entre el elector y el candidato. ¿Y cuál es el diálogo entre el elector y el candidato? Vamos a los cargos municipales. ¿Qué le pide, qué le pregunta, qué le demanda, qué le observará el elector al elegido? Yo sé que se les pe­dirán cosas grandes que el candidato prometerá, ya lo sabemos, y no se sabe qué cumplirán; pero también pidan cosas pequeñas que se pueden fácilmente hacer, como, por ejemplo: Control de ruidos y basura, refo- restación, señalización de calles y números de casa, algún que otro mural,… Lo pequeño es bello.

 

Sínodo Amazo­nía. Esten atentos a ese Sínodo pues se pro­yecta con muchas buenas expectativas. Del 6 al 27 de octubre se rea­lizará en Roma el Síno­do de los Obispos para la Región Panama­zó­nica, que in­cluye nueve países: Brasil, Bolivia, Colom­bia, Ecuador, Perú, Ve­nezuela, Suri­name, Gua­yana y Gua­yana Francesa, convocado por el Papa Fran­cisco. “El objetivo principal de esta convo­ca­to­ria es iden­ti­­fi­car nuevos ca­mi­nos para la evangelización de esa porción del Pue­blo de Dios, especialmente de los indígenas, frecuentemente olvidados y sin la perspectiva de un futuro sereno. También como resultado de la crisis de los bosques amazónicos, pul­món de capital importancia para nues­tro planeta”.

 

La Junta Central Electoral. Se siguen levantando sos­pechas sobre la Junta. En estos días, Monseñor Agripi­no Núñez, veni­do des­de el silencio, ha pe­dido que la Junta “co­mo ár­bitro y órga­no res­pon­sable del montaje de las elecciones… debe estar rodeada de toda la confianza de los partidos políticos del sistema y de la pobla­ción en sentido general, porque de no ser así no es buena señ­al”. Y en particular ha pedido que se vean las conveniencias de uni­ficar las elecciones municipales del 16 de febrero con las presiden­ciales del 17 de ma­yo. ¿Qué ve Monseñor Núñez que otros no ven? ¿Qué opinan los observado­res? En pri­mer lugar, los altos cos­tos; segundo, al miedo a que en las primeras se provoquen tal cantidad de im­pug­naciones que no haya tiempo a resol­verlas para antes de montar las eleccio­nes de mayo; y tercero, el peligro de que las elecciones mu­ni­cipales sean como una encuesta anti­cipada que preanuncie el potencial ganador de las presidenciales. ¡Tre­men­do reto! El presidente de la Junta precisa que la unifica­ción de las elecciones no es competencia de ellos, sino del Con­greso, que a ellos les toca montar las elecciones y para eso están preparados.

 

César Arturo y un libro. Nos ha llegado el libro “Aven­turas y desventuras de un joven en la Era de Trujillo” del vegano César Arturo Abreu. Bueno para conocer la Era, la sociedad vega- na y la persona del autor. El autor es ingeniero, empresario ur­ba­nístico, político y gestor cultural. La Ve­ga es sociedad culta, olímpica y carnava­lesca. Se da fe.

4 COMENTARIOS