El  Zumbador

0
238

Encima de mi puerta, en las ramas bajas de un árbol de framboyan, ha hecho su nido. Resulta enigmático como re­siste los ruidos de la urbanidad. Se adapta, se multiplica y da sentido a su inquieta existencia.