Diciembre: hola y adiós …

0
130

Diciembre ¡por fin llegaste!

con tu alegre Nochebuena, 

reunión familiar y cena

alegría que en mi sembraste

tú que me acostumbraste

e hiciste tradicional 

el reencuentro fraternal 

que renueva el sentimiento 

punto final del Adviento:

con el Hijo terrenal.

Bienvenida tu presencia 

con tus días tan fugaces

como pájaros vivaces 

que vuelan con tanta urgencia 

pero es la misma tu esencia

con tus días somnolientos

en las noches frescos vientos

y un firmamento estrellado

que parece no ha cambiado 

con el paso de los tiempos. 

Se conjugan tantas cosas

al cerrar el calendario

lo que vivimos a diario

y otras son maravillosas

ocasiones tan dichosas 

de juntarse y compartir

recibir y repartir

abrazos y sentimientos

¡que inolvidables momentos

siempre dejas al partir!

Pero te vas y regresas 

como siempre cada año

y al despedirme te extraño

en mis silentes promesas;

sé que sientes y lo expresas

más … guardaré tus secretos 

con los debidos respetos

que reservo a mis mayores 

y que de días mejores

tus anales sean repletos.-