Detrás del escenario …

Es común enaltecer

a todo aquel que descuella

dejándonos una huella

de su valioso quehacer;

propicio es reconocer

la obra de un gran artista,

escritor o deportista …

músico o director

un consagrado doctor

de su ciencia especialista.

Conocemos tanta gente

ajenos al estrellato

que, desde el anonimato,

hacen su labor ingente,

cumplidora y diligente,

lo dan todo en su trabajo

sin galardón ni agasajo 

honrando a cabalidad

su responsabilidad

pero siempre en perfil bajo.

Nos resuelven un problema

de la cotidianidad

que aparece sin piedad

en la hora más extrema, 

que nos plantea un dilema

de inmediata solución 

y gracias a su actuación 

la vida sigue su curso

por su oportuno concurso 

sin espera de ovación.

Mecánicos, carpinteros,

zapateros, albañiles …

se cuentan entre los miles 

trabajadores y obreros 

fajadores, tesoneros …

lo mismo un micro empresario

que contribuyen a diario

de forma muy especial

con una función social

más, detrás del escenario.-