(Bubulcus ibis)

Residente reproductor, visitante no reproductor

“En otro tiempo, manchas blancas y negras revoloteaban detrás del arado al voltear la tierra. Garzas y chichilines hacían fiesta con los manjares que la tierra, aún caliente, le ofrecía.

Recuerdo que mi primera foto de ave en vuelo fue de una garza ganadera.Después perseguía los dormideros de la especie, en la cumbre de Moca,  a la orilla del río Quinigua. Árboles que parecía iban camino a colapsar con tan blancura encima.

En el presente, no hay arados de bueyes, no están los dormideros, aún así, veo pasar uno que otro par de alas hacia no sé qué destino”. JG

Se caracteriza por su capacidad para cambiar de color cuando se encuentra en época reproductiva. Suele presentar un plumaje totalmente blanco, que en dicha etapa se torna ocre en la nuca, cuello y dorso. Es posible que sea la menos acuática de todas las garzas, prefiriendo correr y desplazarse terrestremente, a estar en el agua.

Algunas poblaciones de Bubulcus ibis son migratorias, otras son dispersivas y para esta especie puede resultar difícil distinguir entre las dos.