XXIV DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO

0
39

Dios no se alegra al castigarnos

Si todos vivimos en concordia

Si de pecar logramos alejarnos

El nos muestra su misericordia.

Su perdón es de corazón sincero

Por eso siempre toma la iniciativa

Al darnos el perdón es el primero

 Y nos da su mirada compasiva

De nuestra maldad mostrar conversión

Como hijo pródigo que reflexiona

 Y de Dios alcancemos el perdón

Que su misericordia nos proporciona.

Por el sacramento de la penitencia

El sacerdote ejerce de buen pastor

Hasta cuando pronuncia sentencia

Le manifiesta entrañas de amor.