Vigilia Altagraciana de 9 horas Desde tu casa por “amor a la Virgen “Una noche, un sacrificio, un nuevo amanecer”

0
186

Así anunció el 18 de enero 2021, el Obispo de Higüey, Mons. Jesús Castro Marte, al pueblo dominicano, in­vitan­do a seguir esta actividad re­ligiosa desde casa y no quebrantar los protocolos im­puestos por las autoridades, a causa de la Pandemia COVID-19.

Esa histórica disposición no tiene igual en la tradición Altagraciana, es la primera vez que el 21 de enero, la Ba­sílica de Higüey, está cerrada a las peregrinaciones, como un acto de amor, defendiendo al pueblo del contagio y de la muerte.

Dios tiene sus planes y eli­ge a su gente: Para montar el programa de la Vigilia esco­gió a una joven profesional de Constanza, Edilenia Tac­tuk, destacada productora na­cional e internacional de tv y grandes eventos que se cons­tituyó en cerebro y corazón, arte y fe, de esta transmisión coordinada por el Obispo de la Altagracia y el Rector de la Basílica el Pbro. Evaristo Areché.

Agradezco a Mons. Jesús Castro por haberme invitado para iniciar esta vigilia ma­riana con la Eucaristía a las 12 de la noche, y abrir el nue­vo día 21 de enero 2021 junto a Fray José María, y el Diá­cono Julio Reyes, quienes fielmente todos los años acompañan la acogida de pe­regrinos en la Basílica, con el Cenáculo Mariano.

Varios Arzobispos y obispos estuvieron virtualmente presentes, desde sus sedes, y dirigieron un mensaje maria­no a los devotos, a nombre del Obispado de la Altagra­cia, con el auspicio del Banco Popular Dominicano. Trans­misión por TV: Color Visión, Canal oficial y una red de medios.

En el transcurso de la Vi­gilia, Mons. Freddy Bretón, Arzobispo de Santiago y Pre­sidente de la Conferencia del Episcopado Dominicano, tra­tó sobre la oración. El obispo de Baní, Mons. Víctor Masalles, sobre la familia, Mons. Héctor Rafael Rodríguez, Obispo de La Vega, habló so­bre la esperanza, Mons. Nica­nor Peña, Obispo Emérito de Higüey, sobre la fe, y un ser­vidor Antonio Camilo Gon­zález, Obispo Emérito de La Vega, sobre la devoción a la Virgen de Altagracia.

En los intermedios y mo­mentos de reflexión, intervi­nieron magistralmente con canciones y melodías, Nathalie Peña-Comas, Rafael So­lano, Niní Cáffaro, Celines Díaz, Eduard Muñoz, Mikey Mendoza, Claudia Gil, Noe Reyes, Manny Rosado, Jon Carlo, Alfareros, Ester Her­nández, Joan Sanchez y la Orquesta Sinfónica Nacional.

A las 8 a.m del 21 de ene­ro, clausuró esta solemne Vi­gilia el Obispo de Nuestra Señora de Altagracia, Mons. Jesús Castro Marte, pronunciando una importante homi­lía de gratitud a Dios e invocación a la Virgen de Alta­gracia Protectora del pueblo dominicano. Llamando la atención sobre la corrupción que es humillación y afrenta contra el pueblo y una lacra que está destruyendo la so­ciedad dominicana.

Afirmó que el deseo de la Virgen de Altagracia es que todos caminemos juntos, de­jando a un lado la envidia y fortaleciendo la fraternidad y el amor.

Varias veces en la celebración se recordó con gratitud al Ejecutivo del Banco Popu­lar, Alejandro E. Grullón Es­paillat, por su apoyo a la Ba­sílica y devoción Altagraciana.

Comentarios sobre la Vigilia Altagraciana

Mons. Jesús Castro Marte obispo de Nuestra Señora de la Altagracia en su homilía de clausura de la Vigilia, manifestó: “Quiero saludar cariño­samente a la productora, se­ñorita Edilenia Tactuk, que nos ha ayudado grandemente con todo el montaje de estas celebraciones desde ayer has­ta hoy. La felicito de corazón, que unidos al Banco Popular nos han brindado el apoyo total para que este mensaje llegue a miles de personas a través de los medios de comunicación.

También quiero saludar a Mons. Antonio Camilo, que se entusiasmó con este gran proyecto. Se desprendió de esa tierra bendita de Santo Cerro para trasladarse aquí y estar con nosotros. Un agra­decimiento a un equipo de muchas personas que han he­cho realidad este gran sueño para el pueblo dominicano, llevar al corazón y a los ho­gares a la Virgen de la Alta­gracia”.

Monseñor José Dolores Grullón, obispo emérito de la Diócesis de San Juan de la Maguana, se expresa “dando gracias por la iniciativa de Mons. Jesús Castro y su dió­cesis, de organizar para todos nosotros esa hermosa vigilia de nuestra Madre la Altagracia.

Radio Corazones mantuvo conectada a nuestra gente toda la noche. Como no se pudo organizar la gran peregrinación diocesana, el pri­mer sábado de febrero, hicimos nuestra peregrinación virtualmente anoche hacia Higüey y las guaguas iban llenas de amor a nuestra Madre. Padre Melanio, director de Corazones, y el P. Ro­dolfo con su hermoso equipo comenzaron la vigilia a las 10 p.m. y la enlazamos a las 12 de la media noche con la vi­gilia de la Basílica”.

El padre Geovanny Pujols, jesuita, párroco de Cutupú, reportó su experiencia: “agradecí tanto a Dios y a María de la Altagracia en su día, verle a usted presidir la primera Eucaristía a las 12:00 am en la Basílica de Higüey. Fue muy hermosa, bien preparada, solemne y con cantos muy melodiosos. Agradezco a Dios el verla completa, aun­que hoy esté un poco trasno­chado. Pero yo sé que ella me animará acá, en nuestra pa­rroquia, cuando podamos presidir hoy a las 8:30 a.m. ¡Felicidades y que viva la Virgen de la Altagracia!”

Luisín Mejía, banilejo, gran deportista y ferviente altagraciano, manifiesta su experiencia “disfrutando a todo dar esta gran iniciativa de transmitir en vivo por nuestra Color Visión, esta vi­gilia Virtual y Presencial a la Virgen de la Altagracia. Con­fieso emoción por tan pristina transmisión. Una producción al más, pero al más alto nivel. Extraordinaria jornada en honor a la Virgen de la Altagra­cia. Le felicito pues como dijo Mons. Castro, su mano de trabajo estuvo presente con todo su equipo de La Vega”.

Dra. Dione González, nativa de Salcedo, residente en Santo Domingo: “Estuvimos en la Basílica casi toda la no­che completa, fue maravillosa, me sentí muy feliz de compartir con tantas personas llenas de fe, que desbordaba todo entendimiento. Nuestra iglesia, una comunidad tan cercana, acogedora, solidaria con una Madre que nos cuida, nos protege y nos orienta sua­vemente hacia Jesús”.

Gracias Mons. Jesús Castro, señores Obispos, P. Eva­risto, Religiosas, Higüeyanos, Edilenia Tactuk, por su trabajo, y al pueblo dominicano que nos acompañó virtual y devotamente en esta Vigilia Altagraciana.