“Vida”

0
125

Finalizada la Cuaresma, celebramos la Resurrección de Jesús, entrando así al tiempo litúrgico por excelencia, el meollo de nuestra fe y la fundamentación má­xima de nuestra esperanza. Iniciamos la Pascua, época de gozo, alegría y esperanza centrada en que Jesús venció la muerte que, a pesar de ser tan humillante y dolorosa, no tuvo la última palabra sobre Él. Esa muer­te tampoco puso fin al amor misericordioso e infinito de Dios Padre hacia nosotros, quien apoya la resurrección de su Hijo y nos posibilita la nuestra.

Por tal razón, el Itinerario de Evangelización nos propone la “vida” como valor a destacar. Siempre la Iglesia ha defendido y defenderá la vida, como don del Creador y derecho inalienable del ser humano, pero en el tiempo de Pascua, la vida adquiere una connotación especial. Se trata de la vida humana, la vida espiritual y del triunfo de la vida sobre la muerte; de la resurrección sobre el sepulcro; de la gloria de Jesús sobre su aparente y desesperanzadora derrota en la cruz.

Es la celebración de la vida de gracia sobre la muerte por el pecado. De la salvación ganada por el Hijo de Dios sobre la destrucción que heredamos de los primeros habitantes del Edén. Y qué mejor momento para vivir esa Vida que nos ganó el Maestro a tan caro precio. Qué mejor momento para defender la vida cuando tantas personas la pierden por cualquier motivo o por decisiones desesperadas y sin fe. Cuando se la mata abusando de un derecho que no nos corresponde. Cuando hay tanto dolor y angustia degenerando en personas depresivas, rechazadas, desajustadas y violentas. Cuando el covi-19 ha provocado tantas muertes y sigue amenazando fuertemente.

En fin, defender la Vida en todas sus facetas: biológica, emocional y espiritual. Comprometernos con la alegría de compartir el estar vivos, disponer de nuestro tiempo y espacio para pasarlo con quienes nos rodean en los diferentes ambientes en que nos desenvolvemos. Vivir bien la Vida y transmitirla en toda su plenitud.

Si así lo hacemos, viviremos la “Experiencia con Jesucristo Resucitado” (Aparecida 355-356) y habremos visto al Señor, lema de este mes y que hace relación al Dios del amor, de la vida, del respeto a los derechos y del triunfo sobre la muerte independientemente de la razón que la provoque. ¡Feliz Pascua de Resurrección!