Un regalo de Adviento

0
136

 

El domingo pasado, segundo de Ad­viento, leímos en Isaías 11, 1, “Sobre él se posará el espí­ritu del Señor: espíritu de prudencia y sabiduría, espíritu de consejo y valentía, espíritu de ciencia y temor del Señor”. ¡Qué belleza literaria, qué hondura espiritual!

 

Jesuitas y América Latina.

Los superiores jesui­tas de América Lati­na, reunidos en el mes de noviembre en Pa­raguay, ante la grave crisis socio­política que están viviendo muchos de nuestros países, decla­raron que esa situación es “ex­presión de injusticias estructurales que han llevado a la pobla­ción al desencanto con sus gobiernos, a la legítima protesta ciudada­na y a la exigencia de cambios estructurales profundos”. E identi­fican estas causas: 1) La desi­gualdad social que predomina en la mayoría de los países; 2) La ex­clusión de la mayoría de la pobla­ción en la toma de de­cisiones y en las polí­ticas que se intentan aplicar; 3) La privatiza­ción creciente del Esta­do en beneficio de de­terminados grupos eco­nómicos (nacionales y extranjeros) y de las élites políticas; 4) El autoritarismo que predomina sobre la ley y el bien común, junto a 5) Una cultura antidemo­crática que socava la institucionalidad.

 

Colombia se une a la contestación.

A los 100 días de go­bierno, la popularidad del presidente Iván Duque ha descendido de 53.8 a 27.2 por ciento. Esta puede ser una explicación de las ma­nifestaciones de calle –ellos la llaman paro–, con destrucción y muerte, que han tenido ocasión en ese país desde el 21 de noviembre. El pre­sidente propone como ayuda el diálogo: “es­pacio propicio para generar más confianza entre los ciudada­nos y sus insti­tucio­nes y construir una hoja de ruta que acelere el trabajo para cerrar la brecha social”.

 

Vender un presidente

Ahora, en vísperas electora­les, es bueno saber que exis­te una teoría y una práctica llamada “vender un presidente”. En 1969, Joe McGinniss Sr., a pro­pósito de la campaña presidencial de Ri­chard Nixon, escribió el libro “The Selling of the Pre­sident 1968”. Trata del uso masivo de la merca­dología; de la pro­pa­gan­da electoral para ofertar un candidato como si fuera una mer­cancía; crear una necesidad y ofrecer un producto; me­ter una idea en mu­chas cabezas, sin nece­sidad de reflexión, ni de análisis crítico; hacer creer lo que no se va a hacer; arrastrar a la gen­te a la urna electo­ral. Para alcanzar eso existen especialistas, mercadólogos electo­rales que ofrecen sus servicios, a altos precios, yendo de un país en otro.

La educación. Un reclamo a gritos. Mu­cha gente quiere y cri­tica, y demanda, que la educación sea el principal objetivo de nuestra sociedad y del Estado. Para el grupo empresarial EDUCA los resultados educativos están lejos de lo deseado, a pesar de las inversiones en in­fraestructuras y las mejoras salariales y de formación del do­cente. Pero las pruebas PISA revelaron las deficientes, muy deficientes, notas de los estudiantes domi­ni­canos. Pero ya se sabe que la educación no es solo críticas y protestas. No es solo dinero. Ni mucho me­nos propaganda. Ni tampoco reformas cu­rriculares. Más que nada es un espíritu, un querer, una dedica­ción, un amor del pa­dre al hijo, del maestro al alumno, del ve­cino a la escuela, del alumno a sí mis­mo. Sabemos que ese amor desinteresado es escaso en estos tiempos. La educción es un reto para nosotros los cristianos. Hagá­mos­la nuestra.

 

Haití. Haití sigue y se­guirá siendo un pro­ble­ma y un reto, para ellos y para nosotros. Es una sociedad es­tan­cada por meses por la protesta callejera, con muerte y destrucción, que re­cla­ma la salida del pre­si­dente acusado de co­rrup­ción. Más allá de los lamentos, la Canci­lle­­ría dominicana y la embajadora america­na promueven iniciativas in­ter­nacionales. A última hora sabemos que un grupo de haitianos, reu­nidos en el Congreso Internacional de Santo Domingo 2019, convocado por el Servicio So­cial de Iglesias, bus­ca posibles soluciones al problema haitiano.

 

Revista Raíces circula. Ya está en las librerías el número 11 de la revista Raíces. Trae el tema de la Palabra: escucha de la Palabra, Palabra de Dios, Palabra de llamada, de envío, de consuelo.