Al llegar a su primer año de gobierno, el presidente de la República, Licenciado Luis Abinader ha convocado a diversos sectores a un encuentro nacional, para discutir doce reformas que considera necesarias para el desarrollo de nuestro país.

Los temas a debatir son: sector eléctrico, agua, Policía Nacional, salud, seguridad social, calidad educativa y transformación digital. Se abordarán también otros temas esenciales como reforma fiscal integral, sector hidrocarburos, sector laboral y de la transparencia y la institucionalidad.

Como vemos el abanico de reflexión es amplio, pero hay aspectos prioritarios que no aguantan más tiempo para ser abordados con sinceridad y presentar con urgencia la solución. Ahí tenemos la reforma de la Policía Nacional que desde hace décadas exige un cambio profundo. Con parches no se extirpa la enfermedad que arrastra esa institución. En cuanto a la seguridad social es un clamor de todo un pueblo cuyos gemidos llegan al cielo.

La transparencia a todos los niveles, es otro anhelo que por años vemos reclamando y exigimos que haya consecuencias para quienes la atropellan con sus acciones. En cuanto a la institucionalidad creemos que su ausencia es una de las materias pendientes que tiene nuestro país. Esta ha sido pisoteada trayendo como resultado graves males sociales y episodios históricos de triste recordación.

Esperamos que este diálogo nacional traiga respuestas esperanzadoras para comenzar a construir la patria que soñamos.  Deseamos que el protagonismo y los intereses políticos y grupales queden atrás, solo así cosecharemos sus frutos. ¡Aprovechemos esta gran oportunidad! Que este lunes 30 de agosto, día en que inicia este diálogo marque la senda a seguir para encontrarnos como nación que busca días mejores.