PODEMOS ALABAR A DIOS CON LOS ÁNGELES

0
36

No es de extrañar que los santos quisieran unirse a los ángeles, e incluso, competir con ellos para darle a Dios el debido honor. Aquí hay algunos ejemplos de la vida de santos de diferentes épocas y trasfondos. Un modelo especial para nosotros puede ser el salmista que quiere agradecer a Dios con fervor las gracias que ha recibido: ¨Te doy gracias, Yahveh, de todo corazón, pues tú has escuchado las palabras de mi boca. En presencia de los ángeles salmodio para ti, hacia tu santo Templo me prosterno. Doy gracias a tu nombre por tu amor y tu verdad, pues tu promesa ha superado tu renombre¨ (Salmo 138, 1-2). Al proclamar la gracia y la fidelidad de Dios (v. 2) que Dios le había mostrado, estaba convencido de que podría involucrar a todos los reyes de la tierra en esta acción de gracias y alabanza a Dios (v. 4).

Sobre santa Catalina de Siena (1347-1380), mística y estigmática italiana, monja dominica, su confesor y a la vez primer biógrafo, el beato Rajmundo de Capua (1330-1399), nos dejó un testimonio: Como ella [es decir, santa María Magdalena a la cual en una de las revelaciones Señor Jesús encomendado a Catalina] ¨fue levantada por los ángeles siete veces al día, donde escuchaba los misterios de Dios, así que esta [es decir, Catalina], muy a menudo caía en éxtasis y contemplaba las cosas celestiales y glorificaba a Dios junto con los ángeles¨. 

Asimismo, santa Gemma Galgani (1879-1903), también mística y estigmatizada italiana, recibió constantemente favores del ángel de la guarda, que se aparecía, cuya belleza reveladora y bondad celestial la llenaban de deleite. Él siempre estaba ahí para ella y hablaba amigablemente con ella. Charló con él, lo miró a la cara y le hizo preguntas, que él le respondía con mucha dulzura e increíble amor. Bajo su dirección, Gemma alcanzó rápidamente un alto grado de perfección espiritual. En su éxtasis gimió a Dios: ¡Cuán ansiosa estaría de unirme a Tus Ángeles! Cómo quisiera destruirme por tu gloria (cf. Sor Gemma Galani, “Estasi 105 3 de julio de 1902)”

Padre Jan Jimmy Drabczak CSMA