¿Pensar sobre la muerte?

0
58

“Marco Aurelio, el emperador romano del siglo II y también filósofo, en su obra: “Meditaciones”, una que otra vez, les indica a sus lectores que de vez en cuando es importante pensar sobre la muerte, cosa que la pandemia nos ha hecho en los últimos meses. Para él es importante colocarse a pensar sobre nuestra propia muerte, porque dicha refle­xión provoca que orientemos nuestras vidas o las reorientemos. La pregunta que Mar­co Aurelio hace es la siguien­te: ¿qué te gustaría que diga tu lápida o cual sería tu epita­fio? Seguro que a muchos nos gustaría que colocaran las últimas palabras del filósofo alemán Wittgenstein a la esposa de su doctor: “Dígales a todos que he tenido una vida maravillosa (feliz)”. No hay una guía o un manual para crear una vida maravillosa, feliz, pero lo que sí creo qué hay es un ejercicio que el mismo Mar­co Aurelio nos indica, el cual es el siguiente: “¡cava en tú interior! Dentro se halla la fuente del bien y es fuente capaz de brotar de continuo, si no dejas de ahondar en ella”. Ángel Guzmán, sj

.

Atentos a Chile. Las protestas que comenzaron el pasado 18 octubre de 2019 y dejaron una treintena de muertos, miles de heridos y detenidos y mucha destrucción, han dado su fruto: este 25 de octubre se elegirá una asamblea constituyente que sustituirá la constitución de la dictadura de Pinochet y se espera dé a Chile una constitución más democrática y participativa. Esta constitu­yente será un hito en la historia de las luchas sociales en América Latina. Podría ser precedente y ejemplo para otros de nuestros países. Debemos estar atentos a Chile.

.

Retractarse.   Buscando una palabra que explique los vaivenes de las declaraciones de los funcio­narios del Nuevo Gobierno se encuentra retractarse, que significa “revocar expresamente lo que se ha dicho, desdecirse de ello. “El Nue­vo Gobierno ha tenido que retractarse varias veces. No se venderá Punta Catalina, ni se privatizará el Incart ni el Metro, ni se asignarán mili­tares al servicio privado, ni se comprarán flores para un ministerio, ni se incluirán nuevos impuestos en el presupuesto. Mucho para tan poco tiempo. Como que hay una resistencia interna que no se controla. El Nuevo Go­bierno debería controlar sus grupos radicales indepen­dientes, “radical fringes” se dice en inglés. Los radicales operan desde lo callado y el Presidente tiene que dar la cara. La oposición ciudadana está atenta, muy atenta, a esos tan tempranos desagui­sados y los desenmascara. Y así se desgasta temprano la figura del presidente.

.

El Intrant. El Intrant es el fruto de una legislación idónea que se tomó varios años reflexionar sobre nuestro caótico tránsito y la emberenjenada legislación. Fue es­perada como agua de mayo. Pero tiene más bu­rocracia de personas y re­glamentos que ejecuciones. Sus resultados han sido mínimos. Se dice que le faltan 22 reglamentos por aprobar, más presupuesto y voluntad política. No sólo conductores sino también peatones siguen esperando de ella.

.

Cosa pequeña pero grande. En un país tan dado a mochar un árbol y más resistente aún a sembrar un árbol, el anuncio del Presidente de iniciar un ambicioso plan de refo­restación que incluirá a toda la pobla­ción es una cosa pe­queña pero grande.