Parroquia María Auxiliadora dedica boletín a Isabel María Peralta Durán

0
124

 

Parroquia María Auxiliadora dedica boletín a Isabel María Peralta Durán

CARTA AL PUEBLO DE DIOS

Diócesis de Mao-Montecristi. Nuestra Parroquia dedica la edición de su boletín de septiembre a la señora ISABEL MARÍA PERALTA DURÁN, que nació en Veladero, Monción, el día 5 de noviembre de 1963; es hija de Eladio Antonio Pe­ralta y María Idalia Durán.

Fue bautizada el 15 de diciembre del mismo año de su nacimiento, en la Parroquia San Antonio, de Monción. Luego, recibió el sacramento de la Confirmación. Ella es la segunda de su familia de 7 hermanos. Su escolaridad llegó hasta 6to. curso de Primaria.

Decide formar una familia, uniéndose maritalmente con Antonio Madera, con quien procreó ocho hijos: Dionicia (Keyla), José Ma­nuel, Juan Antonio, Ramón Antonio, Juan José, José Miguel, Eduarda Yocasta, Oscar Antonio y Albert, que siendo su ahijado lo ha adoptado como hijo.

Tiene 14 nietos. Isabel y Antonio, en el año 1994, contraen matrimonio canó­nico para vivir la gracia sacramental, teniendo como ministro del sacramento al padre Luis Sertore.

Isabel reside en Los Res­tauradores desde el año 1991, y desde esa época  comienza a preocuparse por las necesidades del sector. Lucha por la construcción de una escuela primaria, que hoy lleva por nombre Melvin Jones.

Desde 1992, el sector Los Restauradores, forma parte de una pequeña comunidad católica y en una casa misión celebran mensualmente la Eucaristía. El padre Luis Sertore, le colocó como patrona a Nuestra Sra. de las Mercedes, fiesta que celebran cada año con fe y devoción. Doña Isabel, fue embajadora de las Fies­tas Patronales de la Parro­quia María Auxiliadora.

Es integrante de los Cur­sillistas de Cristiandad y de la Hermandad del Corazón de Jesús.

Hay que destacar el em­peño y dedicación de esta señora en las actividades de la parroquia y el sector.

Ha trabajado en la capa­citación y preparación de los niños en la recepción de los Sacramentos de Inicia­ción Cristiana. Vela y ora por los enfermos. Su vida la ha dedicado al servicio de Dios y a orientar a su fami­lia por el camino del bien.

Para poder ofrecer un mejor servicio, se ha dedicado a su preparación personal en los Talleres de Oración y Vida, cursos de liturgia, talleres de liderazgo de la Fiscalía (Hablemos de So­lución), entre otros cursos de formación perso­nal y comunitarios.

Su meta más importante es ver construida en el sector, la Capilla de las Mer­cedes y poder contar con un lugar donde alabar y bendecir a Dios.

Porque ¡Cristo y yo, mayoría aplastante!