Por: Isabel Valerio Lora, MSC.    Email:isabelvlora@gmail.com

“Enseñarás a volar, pero no volarán tu vuelo. Enseñarás a soñar, pero no soñarán tu sueño. Enseñarás a vivir pero no vivirán tu vida. Sin embargo … .en cada vuelo, en cada vida, en cada sueño, perdurará siempre en la huella del camino. enseñado». Santa  Teresa de Calcuta.

Cuando se inicia un nuevo proceso de enseñanza aprendizaje, los docentes conjugan sus conocimientos, habilidades y destrezas, su creatividad, vocación y entrega; para obtener los objetivos de aprendizaje previamente planificados.  Todo eso acompañado de mucha motivación.

La motivación es un estado interno que incita, dirige y mantiene la conducta. (Woolfolk, 2010). En los alumnos más pequeños, uno de los grandes retos del docente es despertar su interés hacia el proceso de aprendizaje y hacía los caminos que les llevan a aprender, considerando que los conocimientos se deben transmitir de forma natural, adecuándose a  los intereses del que aprende.

En educación infantil, algunos de los sistemas de motivación más adecuados son los siguientes:

Cuentos, canciones, poesías. Recursos muy motivadores que hacen que todos los niños/as participen, aprendan y disfruten las clases.

Láminas decorativas. Al describirlas en clase, todos quieren comentar qué ven en ellas, en qué se parecen a algo suyo, los colores que perciben, las formas…

Charlas en la clase. Nuestro entusiasmo al hablar con ellos es una de las cosas que les incita a realizar las tareas que les encomendamos lo mejor posible. Además en ellas, los niños/as quieren aportar sus ideas, inquietudes, sus historias, anécdotas… así, se hacen partícipes de la vida escolar.

Por qué es importante que los niños vuelvan a clase - Mi bebé y yo

Premios. A veces hay que recurrir a ellos para que su trabajo se vea realmente recompensado. Para ello, podemos elaborar diplomas (“al niño/niña más colaborador/a”…), utilizar calcomanías,  regalitos… y sobre todo muchos mimos y caricias, ya que al sentirse queridos quieren realizar el trabajo lo mejor posible para que “su profe esté contenta”

La sonrisa. Cada vez que un niño finaliza con el trabajo  asignado correctamente podremos dibujar una gran sonrisa como premio por su esfuerzo y por el buen trabajo realizado.

Marionetas. Son un instrumento de grandes posibilidades para la estimulación del lenguaje, la creatividad, la imaginación… Su utilización permitirá que niños/as afiancen contenidos aprendidos y actitudes que han de adquirir. Ej. “Carlos es un niño muy bueno, respeta mucho a sus padres, maestros y profesores; una hada madrina le concedió un deseo y es un niño muy feliz y agradecido.”.

5 COMENTARIOS