Ministerio Relaciones Exteriores

0
72

“Porque un niño nos ha nacido, un hijo nos ha sido dado, y la soberanía reposará so­bre sus hombros; y su nombre será Admirable Consejero, Dios Pode­roso, Padre Eterno, Príncipe de Paz.” Isaías, 9, 6.

 

Si oyen hablar del Ministerio de Relaciones Exteriores, sepan que su función es representar el Estado en los países y organizaciones internacio­nales ante los que estén acre­ditadas;  mantener y fomentar las relaciones políticas, económicas, comerciales y culturales de la República Dominicana; y proteger los intereses del Estado y de sus nacionales, conforme al derecho internacional.

 

Pacto climático  de París, 2015. Se menciona mucho este pacto, pero conviene ilustrarlo. Ca­da día el mundo ve agrava­rse las consecuencias de los cambios climáticos, del ca­lentamiento de la tierra. Se derriten los hielos de los polos, crecen los niveles de las aguas, aumentan los incendios de los bosques, cambia el régimen de las lluvias y las sequías- A la raíz de todo esto está el calentamiento de la at­mosfera por las emanaciones de carbono de las chime­neas de las industrias. Con el interés de controlar esas emanaciones se han ce­lebrado muchas reuniones, la última y más importante ha sido la de París en 2015 que tiene como objetivo evitar que el incremento de la temperatura media global del planeta supere los 2ºC respecto a los niveles de los tiempos preindustriales y busca, además, promover es­fuerzos adicionales que ha­gan posible que el calenta­miento global no supere los 1,5ºC.

 

Los primeros 100 días. También mucho se ha oído hablar de los pri­meros cien días de los nue­vos gobiernos. Bueno, esa fue una concesión que pidió el presidente Franklyn Dela­no Roosevelt, de los Estados Unidos, cuando tomó pose­sión en 1933 en medio de la gran crisis económica que afectaba ese país. Pidió un chance a sus opositores, que le dieran cien días para él comenzar a implementar sus ideas para sanar el país. De Roosevelt en adelante, dar cien días a los nuevos go­biernos es una práctica en uso en muchos de los nuevos gobiernos. Se entiende que en el comportamiento de los gobiernos en esos cien días se pueden reflejar las líneas maestras de su futura ges­tión.

 

“Make America Great Again.”            

Aunque ya se celebraron las elecciones americanas y las ganó Joe Biden, todavía se hacen acusaciones, se tienen manifestaciones, se anuncian grandes complicaciones. A nuestro entender, en el fondo del problema está la frase “Make America Great Again” que el presidente Donald Trump hizo suya. Desde el final de la Segunda Guerra Mundial, los Estados Unidos se conformaron cómo la gran potencia económica y militar y también social del mundo. Pero esa potencia está siendo retada por nuevos poderes mundiales, países como Rusia y China y organizaciones como la Unión Europea; y por organismos multilaterales como la Organización Mundial del Comercio, la Organización Mundial de la Salud, el Pacto Climático de París relativizan el poderío único de los Esta­dos Unidos. Y en los Estados Unidos hay personas, muchas personas que quieren volver a los tiempos del poderío mundial y casi único de los Estados Unidos. Pero para volver a eso habría que destruir o al menos someter esos países e instituciones. Cosa difícil. Ahora hay que convivir con ellos o la guerra. Gran problema.