Llegó la vacuna

3
344

Varios países de Europa han comenzado este pasado domingo 27 a vacunar a sus ciudadanos. En primer lugar a personas mayores residen­tes en casas de ancianos y al personal sanitario. Han co­menzado España, Italia, Alemania, República Checa, y Suecia. A lo largo de los días se extenderá a toda la población. Así se abre una esperanza de poder volver a la normalidad. Pero, atención, todos prevén que no debemos liberalizar las normas de control y que se mantenga el distanciamiento, mascarillas y lavado de manos.  La vacuna en uso es la producida por las farmacéuticas Pfizer, de Estados Unidos, y Biontech de Ale­mania.

 

“Estamos todos en la misma  barca”. “Estamos todos en la misma barca: ¡Cada persona es mi hermano!” Este fue el tema del discurso “urbi et orbi”, a la ciudad de Roma y al Mundo, del papa Francisco el día de Navidad. Entonces fue anunciando, rezando y pidiendo la paz y la justica por todas las áreas de conflicto del momento actual. Primero y principal fue pedir la vacuna para todos. Luego dirigió su mi­rada a Siria, Irak y Libia y Yemen, países del mundo árabe. Y a continuación a Palestina e Israel. Y al re­ciente conflicto entre Arme­nia y Azerbaian. Del África, continente de varias zonas de conflicto, se fijó en Bur­kina Fasso, Mali, Níger, Ca­merún, Etiopia, Mozambi­que, Sudan y Nigeria. Y de nuestra América, Chile y Ve­nezuela.  “En este día de fiesta –concluyó el Papa– pienso de modo particular en todos aquellos que no se dejan abrumar por las circunstancias adversas, sino que se esfuerzan por llevar esperanza, consuelo y ayu­da, socorriendo a los que sufren y acompañando a los que están solos.”

 

Vasco de  Quiroga. “El español que se hizo indio”, en el si­glo XVI. Abogado, ingresó a los franciscanos y lo hicie­ron obispo de tierras de in­dios donde se convirtió en su defensor ante los abusos de los enco­men­deros. Los in­dios lo llegaron a llamar “tata Vas­co”, es decir papá Vas­co. Falleció en 1565 en Uruapán durante una visita pastoral. Murió con una gran fama de santidad a los 95 años. Su canoni­za­ción está en proceso.

 

Rosario Livatino. El juez italiano Rosario Li­vatino, asesinado por la mafia en Sicilia en 1990, mártir de la fe podría ser beatificado. Livatino, quien era un devoto católico, fue asesinado a tiros después que un escuadrón de la mafia sacara su automóvil de la vía mientras conducía por una carretera siciliana. El magistrado, conocido como el “juez niño” porque se veía más joven que sus 37 años, había dirigido muchas investigaciones sobre la mafia en un momento en que los clanes sicilianos estaban involucrados en una guerra abierta. El decreto de martirio propuesto por la Congregación para las Causas de los Santos del Vaticano fue aprobado por el Papa.

 

La cuesta de enero. Después de las alegrías y los dispendios de diciembre, tanto para las economías personales como para los gobiernos, enero se convierte en una cuesta de difícil ascenso pues se han agotado los ahorros y los ingresos tardan y llegan pocos. Se pone entonces en evidencia la verdad de los recursos.

 

 

3 COMENTARIOS