Las Cebs un Camino de Esperanza

Las Comunidades Eclesiales de Base de la República Dominicana, nos reunimos en asamblea nacional los días 13 y 14 de noviembre, para preparar nuevas líneas de acción que nos ayuden a tomar el ritmo después del duro golpe que nos dio la pandemia y la cultura del individualismo.

Seleccionamos como temas  de reflexión y que al mismo tiempo nos levantaran el ánimo y la fe para seguir desarrollando el proyecto de las Comunidades Eclesiales de Base, dentro del Plan de la Iglesia Católica en la República Dominicana.

¿Cuáles fueron los temas que se desarrollaron para animar en tiempo de pandemia el camino de esperanza de las Cebs?  Pues, desarrollamos en primer lugar ver la realidad de las Cebs y del pueblo dominicano en tiempo de pandemia; 2. Las Cebs , un camino de esperanza para todos; 3. Organizar los trabajos de las Cebs: Identidad, metodología y misión de las Cebs; 4. ¿Cómo fortalecer las Cebs?

El lugar que escogimos para la celebración de la XXXV asamblea nacional de las Cebs fue la casa de retiro Luisa Marillac de Villa Mella. Los participantes vinieron de las distintas regionales: Diócesis de Barahona, Diócesis de San Juan, Diócesis de Higüey, Diócesis de La Vega, Arquidiócesis de Santiago, Diócesis de San Francisco de Macorís y Arquidiócesis de Santo Domingo. Para observar el protocolo y además somos muchos los miembros de las Cebs, participaron 64 delegados. También varias religiosas y cinco sacerdotes.

VER LA REALIDAD.: Nos preguntamos: ¿Cuál es la situación que está viviendo el país? ¿Cómo las Cebs pueden hablar, predicar y testimoniar la esperanza en medio del sufrimiento y la desaparición de muchas de ellas? En primer lugar, hay mucha gente que sufre y se desencanta por la situación económica, el problema de la salud (Covid-19), el alto costo de la vida, los muertos por el Covid-19, el Gobierno está endeudando al país, los creyentes han perdido la sensibilidad social. No oyen el grito de los pobres, tenemos una religión de culto y se nos olvida el derecho, la justicia y la solidaridad. (Mateo 23,23; Lucas 11,42). Tenemos una realidad conflictiva, además de la violencia social y familiar, está la corrupción y la delincuencia. Los ciudadanos no quieren acatar las leyes que ayudan a la convivencia ciudadana. Las Cebs siguen buscando caminos de esperanza en medio de esta realidad. Creemos firmemente que  Dios camina con su pueblo.

En cuanto al tema de la Esperanza seguimos las ideas que nos aporta el Catecismo de la Iglesia Católica en los números: 1803-1829.   La Esperanza, es la virtud teologal por la que aspiramos al Reino de los cielos. Corresponde al anhelo de felicidad puesto por Dios. Asume las esperanzas que inspiran las actividades de los hombres; las purifica para ordenarlas al Reino de los cielos. Protege del desaliento. Preserva del egoísmo y conduce a la dicha de la caridad.

El tema de la metodología y la misión de las Cebs fueron expuestos por el padre Jit Manuel Castillo. Fue una charla que llenó de ánimo y entusiasmo a todos los presentes.  Nos animó a no olvidar el uso del método completo de las Cebs: Ver, Pensar, Actuar, Evaluar y Celebrar.

Nos Advertía el Padre Jit Manuel sobre algunos puntos que hay que tomar en cuenta en el futuro de las Cebs: para pensar el futuro de las CEBs  nos advertían varios teólogos sobre cuatro hipótesis que debemos sopesar con mucho cuidado: la desaparición, el elitismo, la domesticación y el nivel eclesial. Debemos defender en todo momento el Nivel Eclesial y no dejarnos domesticar.

Por último nos habló una hermana del Instituto Teresiano, Josefina Espaillat. Hemos visto la situación de las Cebs y del pueblo dominicano. Ahora, qué podemos hacer. Pues ella nos ayudó a buscar las líneas de acción desde las Cebs y desde nuestro pueblo. Este paso en nuestra metodología lo llamamos el Actuar. Partimos con la ayuda de la facilitadora Josefina Espaillat a contestar esta pregunta: ¿Cómo fortalecer las Cebs?

Ya para despedirnos de este gran encuentro, finalizamos con la celebración de la Eucaristía. Recordamos que las primeras comunidades perseveraron en la Fracción del Pan, en la solidaridad, en la lectura y reflexión de la Palabra y en la unidad y la Comunión.

P. Ramón Abreu

Asesor Nacional de las Cebs.