LA PACIENCIA ANGELICAL

0
126

Todo el mundo corre y posee poca paciencia, tanto en la vida social, en el trabajo, estudios, como también en la vida religiosa, etc.  Esto describe nuestros tiempos, una época de consumismo, de poca paciencia. La anhelamos, pero falta en nosotros la práctica asidua de esta virtud. ¿Alguna vez te has preguntado por qué se usa esta expresión ¨paciencia angelical¨ y que significa? El diccionario dice, que esta expresión significa mucha paciencia, mucha comprensión de errores de otros, por lo tanto algunos lo llaman también santa paciencia. Así que es algo que vale la pena meditar. Pero, ¿de dónde viene y dónde la encontramos? La vemos en la Sagrada Escritura, en las creaturas celestas y en la vida de los santos.

Santo Tomas de Aquino dice: ¨La paciencia es una virtud que se relaciona con la virtud de fortaleza e impide al hombre a distanciarse de la recta razón iluminada por la fe que sucumbe a las dificultades y tristezas¨ (Suma Teológica II-II, q 136, a 1). En cuanto a la Biblia,  entre muchos, el libro de los Proverbios 25,15 señala que ¨a través de la paciencia un gobernante puede ser persuadido, y una lengua suave puede romper un hueso; Eclesiastés 7,8 señala que ¨el fin de un asunto es mejor que su comienzo, y la paciencia es mejor que el orgullo¨, y 1 Tesalonicenses 5,15 dice que debemos ¨ser pacientes con todos, que nadie devuelve mal por mal, sino que siempre busca lo que es bueno para ellos y para todos¨.

En la Epístola de Santiago 5,7 se exhorta a los cristianos a ser pacientes, y ¨ver cómo el labrador espera el precioso fruto de la tierra, hasta que reciba a principios y finales de las lluvias¨. En Gálatas 5,22-23, la paciencia se muestra como parte del fruto del Espíritu: ¨el amor, gozo, paz, paciencia, amabilidad, bondad, fidelidad, mansedumbre y dominio de sí mismo.  Contra tales cosas no hay ley¨. Y en Timoteo 1,16 dice que ¨Jesús pudo mostrar su infinita bondad como un ejemplo para los que habrían de creer en él para vida eterna¨.

Así pues, para los creyentes la paciencia es una de las virtudes más valiosas de la vida. El aumento de la paciencia es considerado como la obra del Espíritu Santo de aquel que ha aceptado el regalo de la salvación. Pero, solo la poseen en la abundancia los ángeles, mensajeros de Dios. Precisamente, la paciencia es una cualidad angelical importante. Los ángeles están con las personas en todas las circunstancias de sus vidas, sin importar si el hombre cree en los ángeles o no, sin importar si el hombre es bueno o no.

El ángel de la guarda siempre está de pie y listo para ayudar, para reflejar la luz divina y apoyarnos cuando lo necesitamos. Y como tienen esta paciencia angelical, solo los ángeles de Dios  son capaces de ayudar al hombre tan enredado, terco y rebelde. Incluso, cuando hace algo estúpido, cuando comete grandes errores, su ángel está al lado y listo para ayudarle, pero en este momento solo puede llorar, pues respeta nuestra libertad y necesita que lo pidamos y obedezcamos a sus susurros. Porque tiene lo que definimos como paciencia angelical.  Los ángeles ven nuestro verdadero yo, nos ven con luz, incluso son los únicos seres capaces de percibir esta luz. Nos aman con su amor incondicional y nos envuelven con su luz angelical. La paciencia angelical es un regalo para todo ser humano.

Y cuando llega el momento del éxito, donde nuestro nivel de conciencia se eleva, donde superamos las barreras del ego y simplemente nos volvemos mejores, nuestros ángeles brillan y gozan en el cielo como solo los ángeles pueden gozar.  Porque este es el momento que estaban esperando. Tal vez para alguien que lee este artículo sirve de algo y se atreve a contactar con su ángel.  Solo depende de nosotros si nos daremos cuenta de todo y aprenderemos algo, o si permaneceremos como estábamos hasta ahora.

Padre Jan Jimmy Drabczak CSMA