La dignidad de la persona humana

0
180

 

 

Voy a ir presentando los principios primordiales de la Doctrina Social de la Iglesia (DSI). El primero y más fundamental principio de la DSI consiste en la dignidad de la persona humana y tiene dos pilares: el origen y el fin de cada ser humano. En su origen, la persona humana ha sido creada a imagen y semejanza de Dios y por su destino, está llamada a “un fin sobrenatural trascendente,” más allá de esta vida terrena.

La persona humana como ser inteligente y libre, portadora de derechos y deberes es “el primer principio y, se puede decir, el corazón y el alma de la DSI”.

Creyentes y no creyentes concuerdan en que todos los sus recursos disponibles deben ordenarse en función de las personas, el centro y la cima de todos los bienes de la tierra.

Poniendo la persona humana como base de la vida en sociedad se sigue que las estructuras, organizaciones y funciones de la sociedad deben de encaminarse a creación y adecuación “de las condiciones económicas y cultu­rales que permitan al mayor nú­mero posible de personas el desarrollo de sus facultades y satisfacción de sus legítimas aspiraciones de perfección y felicidad”.

Con esta conciencia que ha ido adquiriendo a lo largo de los ­siglos, la Iglesia afirma la dignidad de la persona humana, “contra todas las esclavitudes, explotaciones y manipulaciones perpetradas en perjuicio de [la huma­nidad] no solo en el campo político y económico, sino también en el cultural, ideológico y médico”.

Desde los tiempos de León XIII (1878 – 1903) los papas insisten que la sociedad no es el fin último del ser humano, sino que ella ha de estar al servicio de las sanas aspi­raciones de la persona humana.

En la Rerum Novarum del 15 de mayo, 1891, León XIII le recor­daba al Estado con palabras con­cretas:  velar por “los débiles y los pobres… los asalariados” y defen­der la dimensión espiritual de cada ser humano por llevar impresa “la imagen y semejanza de Dios” (RN 30).

Los próximos principios echan sus raíces en este. (Ver, Carlos Soria, OP., y Juan Manuel Díaz Sánchez, “Principios y valores permanentes de la Doctrina Social” en Alfonso A. Cuadron, coordinador 1993, Manual de Doctrina Social de la Iglesia, BAC Maior, Vol 43, 93 – 96).

 

El autor es Profesor Asociado de la PUCMM, [email protected]