La devoción mariana y el covid-19

0
93

 

Las necesarias precauciones han cerrado centros de de­voción mariana en tantos países. Es de destacar que en el santuario de la Guadalupe en México, el 12 de diciembre, estaba totalmente cerrado y los peregrinos que buscaban acercarse tuvieron que contentarse con rezar, prender sus velones y ofrecer sus flores desde esquinas lejanas. Así, por igual, tendremos el santuario de La Altagracia en Higüey el próximo 21 de enero. Ya su obispo, Jesús Castro Marte, ha avisado que el santuario se mantendrá cerrado.

Para ser fieles a estas precauciones de salud haremos de nuestras casas una iglesia, un espacio de oración.

 

Un paso más. El sistema electoral americano es muy diferente al nuestro y nos resulta difícil comprender. Y en las pasa­das elecciones de noviembre se ha puesto en evidencia su complejidad, pero se ha dado un paso más en su solución. El lunes 14 el colegio electoral reconoció el triunfo de Joe Biden con 306 votos electorales sobre 232 de Donald Trump. Trump sigue aduciendo fraude sin reconocer su derrota. Queda aún pendiente un paso más, el 6 de enero los electores electorales se reunirán en el congreso y refrendarán sus re­sultados.

 

Para estar al día. En estos días en que he­mos estado atentos al desa­rrollo de procesos judiciales reaparecen dos palabras que es bueno conocer. La prime­ra, estado de derecho que es un modelo de orden jurídico de un país por el que todos sus miembros, incluidos sus gobernantes, legisladores y hasta los mismos jueces,  están igualmente sujetos a códigos y procesos legales, a la misma  ley. Y la segunda, el debido proceso que es un principio legal por el cual el Estado debe respetar todos los derechos legales que po­see una persona según la ley. Pues toda persona tiene derecho a ciertas garantías mínimas, tendientes a asegurar un resultado justo y equita­tivo dentro del proceso, a permitirle tener oportunidad de ser oído y a hacer valer sus pretensiones legítimas frente al juez.

 

El Bono  Navideño. El Estado reparte un millón de tarjetas por valor de 1,500 pesos cada una entre personas ne­cesitadas. Un procedimiento de ayuda social que supera las anteriores funditas y cajitas. Un procedimiento más respetuoso. No hay que arrempujarse para conse­guirla. Para activarla el be­neficiario debe llamar al número 809-920-2004 y decir su número de cédula. De esta forma se garantiza que una persona solo pueda hacer uso de un bono.

 

La segunda ola.  Nos referimos a un rebrote del virus. Países como Esta­dos Unidos y Alemania su­fren una segunda ola del co­ronavirus. Alemania ha teni­do que volver a un estricto confinamiento que irá del 16 de diciembre al 10 de enero. Ellos buscan prever lo que ya llaman la tercera ola. Y nosotros en República Do­minicana, ante el aumento de nuevos casos de covid, tendremos un toque de queda más estricto a partir de las siete de la tarde hasta las cinco de la mañana que in­cluye Noche Buena y Año Nuevo.