La Altagracia

0
210

 

 

. “Mi alma canta las grandezas de mi Señor porque se ha fijado en la peque­ñez de su esclava.” La Altagra­cia es acción de gracias, raíz de pueblo y confianza de futuro.

 

Un documento para estudiar y para poner en práctica.

La re­cien­te Carta Pastoral no es solo para oír a perio­distas, comenta­ristas y algu­nos políticos ha­blar de ella; es para posesionarse de ella, abra­zar­la, hacerla una con nosotros. Los obis­pos dicen que con­viene que se ha­gan jornadas de ora­ción y reflexión sobre los temas tratados en ella. Por ejemplo, al tratar de la co­rrupción y la impuni­dad, ver como cada uno de nosotros re­pro­duce la co­rrup­ción con su estilo de vida. O como uno puede cons­truir la democracia en su ho­gar, trabajo o es­cuela.

A continua­ción, re­pro­ducimos el párrafo en cuestión de la Carta. “Conviene que los sacerdotes y de­más agentes de pasto-ral organicen jorna­das de oración y de refle-xión, para profundi-zar sobre los temas que hemos abordado en el presente documento y sobre otros necesarios para crear conciencia de la im-portancia para toda sociedad de un comportamiento ejemplar de cada uno de sus ciudadanos.” 32b

 

Los estudiantes, hay estudiantes. Hubo estudiantes que al terminar el año escolar pasado celebraron destripando las mascotas y hubo gente que lo filmó y lo subió a la web. Un grupo de estudiantes atacaron a una profesora y fue filmado y subido a la red. Otro grupo destruyó un nicho de cementerio, sacaron los restos y jugaron con ellos y fue filmado y subido a la web. Los hechos nos desbordan.

 

Crisis de las instituciones. Hay una queja sobre la crisis de las institucio­nes. Si, así lo sabemos, yo, uds y todos, pero es que así lo queremos. La institución nos vincula, cosa que no queremos tener. La institución norma nuestra vida, pero lo que queremos es ser libres. ¿Para qué normas, si noso­tros somos norma y referencia de nuestra propia vida, beneficio y comodidad?

 

El regidor.

El regidor está en la cola de la lista de las personas a elegir. Quizás no le damos mucha importancia, pero el regidor es la base y raíz de la democracia. Es el Poder Municipal co­mo lo llamó Duarte, el poder en la base del pueblo, en su proyecto de Constitución.