Jesuitas en Haití

0
140

Se nos había pasado, pero el 18 de enero los jesuitas de Haití emitieron una nota so­bre la situación de su país que tanto sufre. Afirman que el país padece una crisis social, global y profunda, no cíclica. Decían que “sentimos que estamos ante un caos toral … Crisis política e institucional con el riesgo de retornar a la dictadura”. Co­menzaban afirmando que la crisis que experimenta su país desde hace décadas al­canza dimensiones inimagi­nables, por lo que “sentimos que estamos ante un caos total que amenaza la existencia misma del Estado.” Pero esto no representa una fatalidad y “las vías de salida son siempre posibles… para lo cual hay que generar un verdadero movimiento cívico con el objetivo de promover el amor por el país, el compromiso cívico, el desinterés, el respeto por la vida, la promoción del bien común, el sentido del voluntariado.” Invitan a los actores internacionales y haitianos de la diáspora a tomar decisiones de respeto a los principios democráticos. Haití “es un país de muchas riquezas como playas, subsuelo, sitios históricos y naturales, una diáspora de más de dos mi­llones con recursos. Y “al mismo tiempo se ha iniciado un movimiento de ciudada­nos que con todas sus limitaciones mantiene viva la espe­ranza de la construcción de la democracia y del estado de derecho.”

 

El caso OMSA. De los ilícitos cometidos du­rante la pasada administra­ción, el llamado caso OMSA es el que representa más gra­vedad, pues a la corrupción administrativa y económica une la violencia asesina. Du­rante casi tres años el caso dependía de la repatriación de Argenis Ramírez, inculpado de ambos ilícitos. A su llegada al país el pasado día tres se le ha impuesto medida de coerción por un año y se espera que el juicio entre en su fase de fondo, se presenten potenciales nuevos inculpados y modalidades de delito. La transparencia del jui­cio podrá considerar correctivos y sanciones y se espera que además sea modélico en la administración de la justicia y en la transparencia.

 

Secularización en países musulmanes del Medio Oriente.   Aunque nos suene muy lejos, nos ha llegado el resultado de un amplio estudio dirigido por el Barómetro Árabe   paí­ses de religión musulmana sobre el proceso de seculari­zación que experimentan esos países en lo reciente. Resulta sorprendente porque la tendencia ha sido creer que el islamismo, en su versión más fundamentalista era la con mucho e incuestionable religión predominante. Pero vean los datos. En el Líbano la fe personal se ha reducido en un 43%, en Irán un 47% declaró que ha dejado de ser creyente.

 

Película Nido de Ratas. Para airear los temas, invitamos a buscar la película Nido de Ratas, que también se conoce como la Ley del Silencio, del año 1954. Dirigida por Elia Kazan y como protagonista Marlon Brando. Trata del control de la mafia en los muelles de New York y la lucha de los estibadores en su contra. El párroco de la zona del muelle, el padre Barry, juega un papel central pues apoya a los estibadores, presta los salones de la parroquia y su propia persona en apoyo de la lucha. Triunfan los esti­badores. Se basa en un hecho real sucedido en 1948.

 

Elecciones en Ecuador. Muy parecido a Bolivia, cuando ganó las pa­sadas elecciones Luis Arce, del partido de Evo Morales, las elecciones en Ecuador dan como potencial ganador a Andrés Arauz, del partido de Rafael Correa. Indican que hay un retorno al “nuevo socialismo” en estos países andinos.