Ideología de género ¿Qué es?

0
219

Con frecuencia, encontramos en el ambiente de los medios de comunicación, en las redes y en Internet, ideas que hablan sobre “perspectiva de género”, “equidad de género” e, incluso, quienes afirman que las diferencias entre hombres y mujeres responden a factores de carácter cultural, social y psicológico, y no a condiciones biológicas.

Esto no es nuevo y va siendo fruto de ciertos consensos internacionales. Ya en septiembre de 1994, en la VI Conferencia Regional sobre la Integración de la Mujer en el Desarrollo Económico y Social de América Latina y el Caribe, organizada por CEPAL en Argentina, se comenzaron a dar forma a estas ideas.

En 1995, la IV Conferencia Mundial sobre la Mujer en China 1995, convocada por la ONU, se debatieron importantes aspectos sobre los problemas específicos de la mujer. Asistieron a ella 191 países que representaron 23,000 participantes oficiales, además de 4,000 Organizaciones No Gubernamentales (ONG). Estas se manifestaron dentro y afuera del recinto oficial, demostrando así la voluntad de cambio sobre las condiciones de inferioridad que en muchos aspectos de la vida la mujer ha padecido a través de la historia.

Esta Conferencia de la ONU constituyó una fuerte invitación a reflexionar sobre la situación de las mujeres en el mundo. A la vez, ofreció una propia lectura de la situación de las mujeres según su punto de vista. Su in­fluencia contribuyó a considerar aspectos que se daban por legítimos y supuestos en nuestras culturas, proponiendo acciones concretas para mejorar, en muchos aspectos, la vida de las mujeres, de for­ma global.

Pero, también, hubo cosas en las cuales no todos los países ni las ONGs presentes estuvieron de acuerdo de forma unánime. Entre estas, el término “género”, pues, aunque esta palabra era usada en su acepción original, es decir, como “accidente que indica el sexo de las personas o de los animales”, por la insistencia de su uso en diferentes contextos requirió de la asamblea una de­finición específica por parte de las comisiones que lo promovían.

Dado que el tema está siendo fuertemente incorporado en nuestros ambientes, y que necesitamos comprender cuál es la posición que como Iglesia asumimos al respecto, iré desarrollando poco a poco, algunos de estos aspectos. La intención es que nos ayude a orientarnos en este mar agitado en el que nos movemos, que lo discutamos con los nuestros en casa: con los hijos, los nietos, los amigos…

En fin, hablemos, busquemos información, reflexionemos y comprendamos el impacto que tiene esto para nuestras vidas. Acompáñenme en este pequeño camino que haremos en las próximas ediciones de “Brújula”.