Hijas de María Auxiliadora celebran con gozo 25, 50 y 60 años de Profesión Religiosa

0
93

 

La llamada a la vida religiosa es un don maravilloso que Dios en su bondad ha querido concedernos. Las Hijas de María Auxiliadora (Salesianas de Don Bosco)  proclamamos con gran alegría este regalo de la vida y de la vocación, celebrando solemnemente los 25, 50, 60 y hasta 75 aniversario de Profesión Religiosa de nuestras hermanas.

Bodas de Plata: 25 Aniversario:

  • Sor Arelys Mercedes Paulino

 

Bodas de oro: 50 Aniversario:

Sor Marina Pérez

Sor María de la Cruz Pérez

Sor Piedad Marcial

Sor Rosa Camacho

Sor Argentina Olivo

Sor Verónica De la Cruz

 

Bodas de Diamante:

60 Aniversario:

         Sor Asunción Pérez

         Sor Milagros Durán

         Sor Hilda Cecilia Bastidas

         Sor María Guadalupe Cruz

         Sor Ana Joaquina Acosta

         Sor Francisca Peralta

 

Bodas Brillante:

75 Aniversario: Sor Elena Pentón

 

La vida es un regalo, regálala es el lema pastoral del año 2017-2018 que ha tenido un broche de oro muy especial, con el testimonio de una vida entregada por amor, al servicio de tantos niños, adolescentes y jóvenes. Esta gran celebración de todas las hermanas festejadas presentes en el país, se realizó en la ciudad de Moca que para orgullo de muchos, es la ciudad que ha ofrecido más vocaciones a la Familia Salesiana.

Nos unimos en la alabanza celebrando juntos una solemne Eucaristía que fue presidida por el P. Édison Capellán, vicario Inspectorial, quien nos invitaba a confiar en la gracia de Dios que siempre nos acompaña y en su nombre echar las redes, pues guiados de su Palabra seremos testigos de grandes milagros.

La presencia de los familiares, las/os exalumnas/os y los jóvenes nos muestran la cercanía y familiaridad propia de nuestro carisma, que nos hace compartir la vida en sencillez y alegría.

Disfrutamos de las armoniosas voces de los jóvenes. Luego prosiguieron las fotos que marcan la historia y como parte final las palabras de las festejadas cargadas de gratitud a Dios, a las hermanas y a los jóvenes.

Celebrar hoy 50 años de consagración religiosa afirma S. Rosa Camacho, en nombre de todas; “es un signo de la fidelidad de Dios que nos ha llamado a una misión y nos acompaña siempre” Anima a las jóvenes de hoy a no tener miedo porque la vida crece en el servicio y la donación de amor al prójimo y es Dios quien va delante, nosotras sólo seguimos sus huellas.

En este día de fiesta todas juntas proclamamos a una voz, sentirnos bienaventuradas de ser el monumento vivo de gratitud de Don Bosco a  María Auxiliadora: “Oh, qué dicha, somos Hijas de María Auxiliadora, Salesianas de Don Bosco, o qué suerte salvadora, brilla el cielo o el sol se nuble, prometemos con ardor, conservar siempre el espíritu de Don Bosco, nuestro fundador”.

Oremos para que muchas jóvenes puedan responder generosamente a la llamada del Señor, que hoy como ayer sigue tocando los corazones e invitando a seguirle.