Hermanas Paulinas su fundador, el padre Alberiones decía nuestra parroquia es el mundo

0
245

3 de 3

¿Por qué “Paulinas”?

Es lógica esta pregunta, en un país donde Paulino no es un adjetivo sino… ¡un apellido! Lo mismo podría­mos decir de nuestro “Pau­linas”. Pues, ¿te acuerdas de lo que leíste, anteriormente, sobre el periódico diocesano La Valsusa? Bueno, las mu­chachas habían abierto también una oficina que servía como corresponsalía, admi­nistración, venta de periódicos y librería. Y allí tenían un hermoso cuadro de San Pablo, en todo el centro del local.

La gente de Susa, que rá­pido les había tomado ­cari­ño, no sabían qué nombre darles a estas jovencitas tan buenas y tan de Iglesia, que habían asumido el perió­dico. No se vestían como monjitas… ¿cómo se les podía de­cir? Entonces, por la devoción que mostraban a San Pablo, comenzaron a llamarlas “Hijas de San Pablo”.

Después de todo, no por casualidad tenían ese bello cuadro allí… ¡algo debían tener en común con él! Por eso, nuestro nombre nace de nuestra relación con San Pa­blo, como inspirador en el seguimiento de Jesús, pero es la gente, el pueblo, quien nos “bautizó” así. Y no po­dría ser diferente, pues el corazón de San Pablo es el corazón de Cristo. Ese es nuestro ideal, poder decir como él: «Ya no vivo yo, es Cristo quien vive en mí» (Gálatas 2,20).

Las Paulinas y tú

Nuestra congregación surgió en tiempo de guerra. Y, apenas comenzaba, a ex­pandirse, cuando una nueva guerra azotó el mundo.

Hoy, muchos ven la pandemia del COVID-19 como una guerra contra la enfermedad. Maestra Tecla, en esos tiempos duros de la Se­gunda Guerra, sostenía la esperanza y los esfuerzos por evangelizar, diciendo: “En tiempos de guerra, la gente necesita más de la Pa­labra de Dios”. Y es verdad. La Palabra de Dios es luz, guía consuelo y aliento, también en estos tiempos difíciles de la pandemia. Pero, ¿quién la anunciará? Todos los cristianos somos, por vo­cación, discípulos y misio­neros. Si tú no lo haces, ¿quién lo hará por ti?

Nuestra Congregación religiosa tiene un apostolado tan amplio como las fronteras del ser humano. De hecho, el padre Alberione nos decía: “¡Nuestra parroquia es el mundo!”. Y allí estamos, dispuestas a caminar codo a codo con las personas, en sus diversas nece­sidades y situaciones de vida, para orientarles, acompañarles, y ofrecerles la única riqueza que de verdad sacia el corazón humano y lo llena de sentido, de alegría y plenitud: Jesucristo, que es Camino, Verdad y Vida. De hecho, en nuestros centros apostólicos muchas personas acuden para encontrar escu­cha, palabras de aliento, orientación y sentido para sus vidas.

El Señor se sirve de nosotras, pequeñas y frágiles como somos, para iluminar.

Pero nosotras formamos parte de una Familia Espi­ritual más amplia: la Familia Paulina. Por eso, si te sientes en sintonía con nuestra mi­sión, puedes contactarnos. En la Familia Paulina hay un espacio para ti, incluso, como matrimonio, coope­rador o sacerdote diocesano.

Si eres sacerdote, diácono permanente, presidente de comunidad o te encargas de alguna pastoral en tu comunidad, y deseas nuestro apoyo en la formación: hu­mana, cristiana, espiritual, catequística, litúrgica, bíblica o comunicacional… también puedes ponerte en comunicación con nosotras, para brindarte nuestro apoyo pastoral. ¡Con gusto, asistimos a tu comunidad!

Y si eres una joven (entre 15 y 30 años) que se pregunta sobre eso que el Señor le ha colocado en el corazón, ese “algo más” que buscas y necesita respuesta…

Si te inquieta el camino que recorre la humanidad y deseas aportar para hacerla más humana y más de Dios…

Si quieres desarrollar tus capacidades y creatividad al máximo para ponerlas al servicio de Dios y de tus hermanos y hermanas….

Si tienes inquietud por conocer más sobre nuestra vida y misión…

¡Te invitamos a ponerte en contacto con nosotras!

En Santo Domingo

Sor Rosaria Kim. Pauli­nas. Avenida Bolívar, 203. Gazcue. Teléfono y WhatsApp: (809) 685 7542

En Santiago

Sor Verónica De Sousa. Paulinas. Calle 16 de Agos­to, 121. Centro. Teléfono: (809) 582-6290. WhatsApp: (829) 913-8447

En las redes

Facebook: Hermanas Paulinas – Hijas de San Pablo

Instagram: @hermanaspaulinasrd (Hermanas Paulinas – HSP)

Web: www.paoline.org