Entre libros y pinturas

2
318

Vayamos hoy al arte. El arte es creación, en griego se dice “poiesis”, poesía.  El arte nos acerca y asemeja a Dios. Pongámonos al tanto con la Feria Regional del Libro  de Cotuí y el concurso nacional de pintura “Pinta el Cacao Dominicano”.

La Feria Regional del Libro de este año corresponde a la región nordeste con sede en Cotuí a celebrarse del 30 de octubre al 6 de noviembre. Se le asig­na a cada una de sus provincias un día especial para que sus creadores realicen una serie de actividades. La parti­cipación de los creadores de los pueblos incluye actos folclórico-culturales con música, baile y otras muestras re­presentativas de su pueblo, como las artesanías, pinturas y otras artes visuales. Conferencias sobre la literatura y la historia, obras dramáticas representadas, así como la puesta en circulación de  libros, y recitales poéticos entre otras tantas actividades. En sentido general se les estimula a la exposición y venta de sus obras, y los encargados de cultura de cada provincia y municipio solicitarán a los escritores de esos pueblos enviar al Ministerio de Cultura las obras que deseen les sean publicadas. La Feria está dedicada a la profesora y escritora Mélida García y tiene como lema “la lectura es agua viva.”

 

  • ••

 

Y en cuanto a pintura, la Conacado (Confederación Nacional de Ca­caocultores Dominicanos ), una organización de pequeños y medianos productores y comercializadores de cacao dominicano  a nivel nacional e internacional, promueve el Primer Concurso Nacional “Pinta el Cacao Do­minicano”. Indicaron que “los artistas de 18 años en adelante, interesados en participar, podrán plasmar en una única obra la fruta, el árbol o las plantaciones del cacao dominicano, así como su producto final, el chocolate, de manera figurativa o abstracta, o utilizando ambas expresiones en la misma creación”. El concurso cuenta con una dotación en metálico para los ganadores de $150,000 para el primer premio; $100,000 para el segundo, y $75,000 para el tercero, además tres menciones de honor de $50,000. Es una auténtica campaña –a través del árbol y la fruta del cacao, sus semi­llas, su realidad, su magia y alegoría en el chocolate– que integra el arte a una valoración conjunta del desarrollo dominicano.  Una iniciativa de la empresa privada a reconocer.

2 COMENTARIOS