Emiten sello postal alusivo a la Orden de la Merced

0
66

 

Santo Domingo.- El Instituto Postal Domini­cano (INPOSDOM) y la Orden de la Merced pusie­ron en circulación una emisión postal alusiva a los 800 años de la Orden de la Merced.

El solemne evento se organizó el 11 de diciembre, 2019, en la Parroquia Nuestra Señora de Guada­lupe del sector Las Caobas y estuvo encabezado por el doctor Modesto Guzmán, director general de Co­rreos, el padre José Muñoz Vicario del Caribe de la Orden de la Merced.

En la mesa principal estuvieron Mon­señor Faustino Burgos Bris­mamn, Sor Pilar López Rodríguez, funcionarios del INPOSDOM, miembros de la Orden de la Mer­ced, así como de la Socie­dad Filatélica Dominicana.

 

Datos técnicos

 

Esta emisión postal fue aprobada por el Poder Eje­cutivo a través del decreto 410-18 del 30 de octubre del año 2018 y es la emi­sión No. 16-19, con una cantidad de 25,000 unida­des en cuatro diseños, de tamaño 40×40 mm y un valor de RD$60.00 c/u.

 

Un poco sobre la Orden de La Merced

 

La Orden de la Merced fue fundada en Barcelona, España, en el año 1218. Cuenta la historia que Pe­dro de Nolasco, comerciante, conmovido por la dura situación de los cautivos cristianos en tierras extrajeras, crea esta Orden religiosa, bajo la inspira­ción de María, dedicada a la labor de redimir cauti­vos.

Estos frailes eran muy queridos por el pueblo de Barcelona y eran llamados frailes de la Merced (que en el castellano antiguo significaba “frailes de la misericordia”): le decían así porque en aquella épo­ca se entendía que no había mayor obra de “Merced” que visitar y rescatar al que estaba cautivo. Al mismo tiempo, los frailes se distinguían por su profunda devoción ma­riana. Estaban conscientes del origen de esta obra de liberación: todo lo que ellos eran y hacían, se lo debían a María, la Madre de Dios y Madre de la Merced.

 

Palabras del Padre José Muñoz, Vicario de la Orden de La Merced del Caribe (Puerto Rico y República Dominicana):

 

“A lo largo de los tres últimos años hemos estado celebrando el jubileo de los 800 años de la Orden de la Merced. Es importante porque de esa manera seguimos comprometidos con la tarea de la libertad, para los que, aun sin saberlo, siguen cautivos en nuestra sociedad.

Asumimos el carisma liberador de San Pedro Nolasco en diferentes lu­gares del mundo y en nuestra isla, donde la Merced estuvo presente hace cinco siglos. Hoy vivimos el ser merced desde el acompa­ñamiento a la comunidad en la parroquia, la educa­ción en centros de formación centrados en valores, la cercanía: a los más desfavorecidos que deambulan por el barrio, a los an­cia­nos enfermos que viven en soledad, a los que están confinados en las cárceles con sin razón, a los niños que sufren por la explota­ción laboral o sexual, a las mujeres que son maltra­tadas por sus parejas y a los que no reciben una buena atención sanitaria y tienen pocos recursos. Y una buena manera de cerrar este jubileo mercedario es el enlace con una institución tan carismática como Correos, que nos facilita la comunicación, que rompe las distancias y las fronteras y nos hace más iguales convirtiéndo­nos en una gran comunidad.

Y al emitir este sello de la Merced nos ayuda a llegar a todos los rincones y a extender lo que para noso­tros sigue siendo importante”