El nombre Sión  en la Biblia y más

0
175

Recientemente un amigo me compartió su inquietud acerca del significado bíblico de “Sión” o el “monte Sión”, y él no es el único, ya que esta palabra se repite en la Biblia, sobre todo en los Salmos (87, 128, 137, y otros), también hay que asociarla a esa figura que en los libros proféticos se menciona, la ­llamada “hija de Sión”.

Primeramente Sión es el nombre dado a una fortaleza del pueblo de los Yebuseos, el cual es un pueblo que habitaba Canaán, antes de la llegada de los israelitas procedentes de Egipto (Jos 3,10), estaba ubicada sobre la colina oriental, cerca del torrente Cedrón; fue conquistada por el Rey David y desde ese mo­mento se le llamó Ciudad de David (2Sam 5,7 y 1Rey 8,1).

Entonces más adelante David traslada el arca de la alianza a Sión y a partir de ahí se le comienza a llamar lugar de la morada de Yahvé. Luego, cuando Salomón edifica el primer templo, lo hace al norte de la ciudad de David y traslada allí el arca, entonces al monte donde se construyó el templo se le comienza a llamar también Sión: “El monte Sión”, aunque el nombre designaba toda la ciudad o a sus habitantes: los hijos o las hijas de Sión, e incluso llegó un momento donde a todo el pueblo de Israel se le designó como “hijos de Sión” (Is 40,9), de igual forma la ciudad con sus habitantes fue llamada: “Hija de Sión”.

La Iglesia es la sucesora del anti­guo pueblo de Dios, y como tal re­cibe el nombre de Sión de la tierra (Heb 12, 22), o de la consumación (Apc 14,1). La Mariología ve en la figura de la “Hija de Sión”, prefiguraciones de la elección de María para la realización de la nueva reve­lación de Dios en su hijo Jesucristo.

Pero también el nombre de Sión ha pasado a otros ámbitos, como el político, pues en el siglo IX d.C., aparece en Europa una ideología y un movimiento político nacionalista, conocido como “sionismo”, fundado por el judío austro-húngaro Theodor Herz, que propuso desde sus inicios el establecimiento de un Estado para el pueblo judío, en la antigua Tierra de Israel. Dicho movimiento fue el promotor y responsable en gran me­dida de la fundación del Estado de Israel. En principio dicho movi­miento buscaba dar respuesta al antisemitismo europeo. Sin embargo, el sionismo hoy día forma parte de los nacionalismos modernos, con todas las consecuencias que esto ha traído para el pueblo palestino y el mundo.

Finalmente, una nota curiosa y muy actual sobre Sión, es que para los rastafaris, de Jamaica y las An­tillas Menores, Sión se encuentra en Africa, específicamente en Etiopía, pues los miembros de este movi­miento se sienten los verdaderos hijos de Israel, y su deseo es ser llevados al continente africano, o a Sión. Y lo actual es que la música reggae, madre de los ritmos actuales como el reggaeton, dembow y otros, está llena de referencias a Sión.