Diócesis de San Francisco de Macorís imparte Diplomado

0
139

SAN FRANCISCO DE MACORIS. La Pastoral Familiar de la Diócesis de San Francisco de Macorís, con el aval de la Universidad Católica Nordestana, graduó el pasado sábado 7 de julio a 31 agentes de pastoral, en el Diplomado Familia y Vida. El mismo forma parte de las acciones formativas del Tercer Plan de Pastoral y del Plan Quinquenal que se ejecuta por disposición de Mons. Fausto Ramón Mejía Vallejo, Obispo de esta Diócesis.

La familia es una de las prioridades del Plan Quinquenal y como eje transversal del mismo, Monseñor Mejía ha orientado para que en los próximos cinco años en las Diócesis y el país existan familias que vivan los valores del Evangelio y promuevan una sociedad más justa, solidaria y donde se erradique los males que aquejan la sociedad.

En este diplomado, los participantes adquirieron conocimientos fundamentales para fortalecer su fe en Dios, vivir los valores del Evangelio, trabajar por la unidad de sus familias y poder orientar y acompañar a las familias de sus parroquias, comunidades, Movimientos y grupos apostólicos.

Se impartieron cuatro módulos, en los cuales se trataron temas que analizan al hombre y la mujer, desde sus inicios, creados a imagen y semejanza de Dios, su realidad antropológica, así como los aspectos relacionados con la vida de pareja, los valores cristianos, morales y sociales, que fomenten las familias sanas, en las cuales se fortalezca el diálogo entre sus miembros, aceptando, perdonando y mejorando la realidad de cada ser humano, teniendo como base el amor de Dios para cultivar el afecto en la pareja, en donde se cree un ambiente de paz, armonía y felicidad, construyendo hogares sólidos y fecundos, a la luz de la Palabra de Dios.

Otro aspecto tratado fue el servicio pastoral o Doctrina Social de la Iglesia; acoger y acompañar las familias en el entorno social, a ser padres y madres responsables, que eduquen en valores, dando respuesta a los desafíos que nos presenta la vida y que a veces amenazan la familia.

El acto de graduación se realizó al finalizar la Sagrada Eucarístía, que en acción de gracias fue oficiada en la Catedral Santa Ana, presidida por Mons. Fausto Ramón Mejía Vallejo, acompañado por los padres Oscar Peña, Vicario de Pastoral, Teobaldo Rosario, Director Diocesano de Pastoral Familiar y Luis María Hernández, facilitador del Diplomado.