DE SEMINARISTA TAMBIÉN

0
44

Los seminaristas éramos los ayudantes o monaguillos de todas las principales y grandes celebraciones, en la Catedral de Santo Domingo, junto al Arzobispo Beras.

En la celebración de la Semana Santa, hacia los años de 1955, el locutor de la célebre “Voz Dominicana”, que entonces llevaba las celebraciones de Semana Santa al todo el país, dijo en el momento en que el celebrante Beras Rojas hacía el lavabo ritual de sus manos después del ofertorio: -“Ahora monseñor Beras, cual otro Poncio Pilato, se vuelve a la derecha del altar y se lava las manos”.