Comunidades Cordillera Septentrional reclaman arreglo de caminos vecinales

0
112

Las comunidades de la Cordillera Septen­trional (El Buzo, Jaca­gua, El Níspero, El  Play, El Chivo, La Bú­cara, Los Higos, El Empalme, Palo Alto, El Jamo, El Cedro, Quinigua, La Finca, Alto Gordo, Las Auya­mas, Los Arroyos, Alto del Bohío, Los Ramo­nes, La Caya y La Ca­labacita), comunica­mos al país y a las autoridades competentes que en el plazo de tres meses, a partir de este mes de febrero, de forma pacífica, esta­remos nuevamente en las calles de Santiago en el justo reclamo de nuestros caminos vecinales, si antes de la fe­cha no se han iniciado los arreglos de nuestros caminos. La fecha para nuestra pri­mera salida a las calles será el martes 4 de mayo.

El pasado sábado 30 de enero, 2021, bajo agua, más de 80 perso­nas, hombres y muje­res, jóvenes y adultos nos reunimos en el Club de La Búcara, en la comunidad del mis­mo nombre, ubicada en la Cordillera Septen­trional al norte de la ciudad de Santiago. Para asistir a dicha reu­nión, con todas las dificultades del tiempo de pandemia, nos motivaba el deseo ardiente de vivir dignamente como se merece toda persona en el mundo. Derecho que está consagrado en nuestra Constitución, que es la Carta Magna de nues­tro país y por la cual debieran guiarse todos los gobernantes a fin de cumplir fielmente con los princi­pios allí señalados.

Hablamos de 20 co­munidades ubicadas en esa Cordillera, las cua­les, durante los años del gobierno anterior, tuvieron que salir a las calles de Santiago 7 ve­ces, para poder conse­guir el arreglo de apenas 16 kilómetros de carretera, y nos que­da­mos esperando que tan­to Obras Públicas co­mo Agricultura hicie­ran los caminos vecina­les que prometieron y no cumplieron.

Las más de 400 fa­milias que viven en éstas comunidades, a tan sólo 16 kilómetros de la ciudad de Santia­go, pasan por la pena de perder gran parte de su producción agrícola por el estado deplora­ble en que se encuentran sus caminos vecinales, los cuales unen a la carretera principal de Jacagua-Palo Alto, que fue inaugurada en agosto del año pasado, aún sin una correcta termina­ción.

Yuca, aguacate, plátanos, guineos, café, cacao, naranjas, bata­tas, limones y auyamas, son algunos de los rubros que se producen en estas comunidades y que cada año se pierden debido al mal estado de los caminos.

Estamos muy agra­decidos y complacidos con nuestra Goberna­dora Provincial Rosa Santos, quien nos consiguiera en seguida una entrevista con el Minis­tro de Obras Públicas y se ha mostrado siempre dispuesta a ayudar. De igual manera, un ingeniero de Obras Públi­cas de Santiago nos co­municó el lunes pasado, a las 3:10 p.m. vía telefónica, que él iba a evaluar esos caminos la próxima semana, y es­peramos que así sea.

El 10 de diciembre pasado, apenas hace un par de meses, el sacerdote Nino Ramos, fue recibido por el ministro de Obras Públicas, Ing. Deligne Ascención, quien prometiera re­construir esos caminos vecinales.

De igual manera se informó, que la misma petición de los caminos vecinales fue dirigida al Ministro de Agricul­tura, Lic. Límber Cruz López, vía la Sub Zona de Agricultura en Gu­rabo Santiago, bajo la dirección del Ing. Mil­ton Villamán, pero que hasta el momento no han tenido ninguna res­puesta ni ha habido ninguna señal de que vayan a iniciar los trabajos.

Lo que sí sabemos y está a la vista de todos es que el 25 de noviembre pasado, el Ministro de Obras Públicas anunció que se iba a re­parar la autopista Duar­te, a un costo de más de 2,500 millones de pe­sos y dos días más tar­de ya los trabajos estaban iniciando y conti­núan viento en popa, pero a nosotros, a los del campo, que parece poco le importamos a los gobiernos, nos ha­cen esperar meses y años para hacernos unos caminitos que no se lleva ni 50 millones de pesos. Esperamos que al­gunas de las autoridades competen­tes se pongan en contacto con nosotros y busquen la manera de iniciar los arreglos de nuestros caminos, por­que de lo contrario, a partir del 4 de mayo próximo, vol­veremos a estar en las calles de Santiago cada semana.

Por la directiva:

Francisco Santiago Hernández, Ramón de Jesús Domínguez, José Miguel Colomé, Ra­quel Sagrario Cruz, Santana Benjamín, Julio César Méndez, Camila Polanco, Julián Domínguez, Rosa Rey­noso, Domingo Santia­go de León, Jhonny Infante, José Alberto Martínez, Santo Ceci­lio Pimentel y Ramón-Nino- Ramos.