Comunidad religiosa reitera su compromiso por lograr el “Hambre Cero” en República Dominicana

0
93

SANTO DOMINGO.– El Consejo Interreligioso de Seguridad Alimentaria y Nutricional (CISAN) conformado por la Conferencia del Episcopado Dominicano (CED), el Consejo Domini­cano de Unidad Evangélica (CODUE) y la Iglesia Epis­copal Dominicana (IED) presentaron un comunicado conjunto con motivo del Día Mundial de la Alimentación donde expresaron su opinión sobre la situación de seguridad alimentaria en el país e invitaron a los miembros de las iglesias, al pueblo domi­nicano y a los extranjeros que habitan en la República Dominicana a reflexionar al respecto.

El CISAN, reconoce los avances del país en materia de reducción de la pobreza y mejora de la seguridad alimentaria y nutricional de los dominicanos y dominicanas. Asimismo, destacó las brechas persistentes en el país para el logro del objetivo de Desarrollo Sostenible 2 (Hambre Cero) al año 2030. Invitó a los diversos sectores a unir esfuerzos en la lucha contra el hambre, la malnutrición y la pobreza en el país.

El documento fue presentado por el Obispo de Puerto Plata en su calidad de encargado de la Pastoral Social de la Conferencia del Episcopa­do Dominicano, Julio César Corniel Amaro; el padre Emilio Martín Fumero, de la Iglesia Episcopal Domini­cana, y el reverendo Fidel Lorenzo Merán, del Consejo Dominicano de Unidad Evangélica (CODUE), acompañados por el Repre­sentante del Programa Mun­dial de Alimentos de Na­cio­nes Unidas (WFP) en la Re­pública Dominicana, Wi­lliam Vigil. Además de la presencia de Nicolás Cal­derón, Administrador Gene­ral de los Comedores Econó­micos del Estado Domini­cano, quien expresó los es­fuerzo de la institución en miras a lograr el Hambre Cero.

En la celebración, las ins­tituciones eclesiásticas reite­raron la importancia que tie­ne para el país, contar con la Hoja de Ruta para el logro del Objetivo de Desarrollo Sostenible 2 (ODS 2) Ham­bre Cero” la cual busca for­talecer el marco legal; mejorando la calidad de los programas especialmente en el área de nutrición y de resi­liencia local, para garantizar la seguridad alimentaria.

Los dirigentes religiosos exhortaron a los diferentes actores, sectores y al pueblo dominicano a asumir los retos y tareas pendientes porque el Hambre Cero es una responsabilidad de todos.

“No es utópica ni lejana la meta que nos hemos trazado como sociedad, si todos ponemos de nuestra parte, no siendo espectadores pasi­vos sino actores activos, persiguiendo con renovada vo­luntad la solidaridad, transformada en gestos tangibles de asumir los roles que nos corresponden para el logro de Hambre Cero en la Repú­blica Dominicana” indica el llamado de las tres instituciones de las iglesias representadas.

Según el Estado de la Se­guridad Alimentaria y la Nutrición en el Mundo 2018, publicado por la FAO, destaca que en República Domi­ni­cana 1.1 de cada 10 habitantes se encuentra en estado de subalimentación, así co­mo el aumento del hambre en el mundo. El número ­absoluto de personas subalimentadas –es decir, las personas que padecen privación crónica de alimentos–, a nivel mundial ha aumentado a casi 821 millones en 2017, desde alrededor de 804 mi­llones en 2016.

De su lado, el WFP rei­teró el acompañamiento al (CISAN) en temas de nutrición, seguridad alimentaria, promoción de la lactancia materna y resiliencia comunitaria posterior a los cho­ques de eventos climáticos. Asimismo, elogió a las instituciones religiosas por invitar a sus feligreses a refle­xionar sobre los retos y ta­reas pendientes en torno a la seguridad alimentaria en el país y por sumarse a las conmemoraciones en torno al Día Mundial de la Alimen­tación.

 

Sobre CISAN

 

El Consejo Interreli­gioso de Seguridad Ali­mentaria y Nutricional (CISAN) lo integran la Conferencia del Episco­pado Dominicano (CED), el Consejo Dominicano de Unidad Evangélica (CODUE), y la Iglesia Episcopal Dominicana (IED), con el acompaña­miento del Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas (PMA).

 

Dirección de Comunicación y Prensa

Conferencia del Episcopado Dominicano (CED).