Cáritas Diócesis de Puerto Plata Pastoral Social de la Iglesia

0
121

Sirviendo a los más pobres

El Obispado de Puerto Plata y Pastoral Social – Cáritas con su lema “Pastoral Social de la Iglesia, Sirviendo a los Más Pobres”, ha centrado su accionar en 7 Ejes Es­tra­tégicos: Economía y Agrope­cuaria; Infraestructura; Medio Am­biente Gestión de Riesgos y Emer­gencia (MAGRE); Fortalecimiento Insti­tucional; Asistencia Humani­taria; Educación y Salud. Estos ejes se activan a través de la ejecución de proyectos de desarrollo comunitario en cada una de las 31 Parro­quias de la Diócesis, haciendo práctica la expresión, del Papa Fran­cisco “Caritas es la caricia de la Iglesia para su pueblo”.

Es así como la Pastoral Social Caritas de la Diócesis de Puerto Plata, bajo la Coordinación General de Mons. Julio César Corniel Amaro, la Asesoría Diocesana del padre Rubén Martínez, y la Direc­ción Ejecutiva del Lic. Francisco Colón y un Equipo Técnico, han ejecutado varias iniciativas de desa­rrollo comunitario y pastoral, du­rante el periodo 2018-2019.

En el Eje Estratégico de Eco­nomía y Agropecuaria, hemos beneficiado más de 150 pequeños productores agrícolas con entrega de plántulas, semillas y asesoría técnica para mejorar su producción y la calidad de sus cultivos, al igual que con micro préstamos agropecua­rios, en unas 750 tareas de tierra cultivable. De igual forma se han construido y entregado 90 huertos familiares y más de 4,500 pollitas ponedoras (en coordinación con el Fondo Especial de Desarrollo Agropecuario –FEDA-), a familias pertenecientes al Bloque de Orga­nizaciones Cristianas de la Dióce­sis. Se ha entregado además, unas 75 cerdas madres a igual número de familias en diferentes comunidades rurales.

Con el Proyecto “Contribuir a la Mejora de la Seguridad Alimen­taria y Equidad con Reducción de Riesgos”, ejecutándose en Sonador de Yásica, se han entregado 12 cerdas y un berraco a doce mujeres criadoras de cerdos, de las cuales 7 han parido, con un promedio de 9 crías por cerda. Tenemos 181 tareas de tierra sembradas de plátano y habi­chuelas, para 75 productores y productoras agrícolas, 10 mujeres con huertos familiares, además se han impartido los cursos de: Estu­dio de suelo, sistema de riego por goteo, hortaliza orgánica, cultivo de plátano, producción pecuaria, producción de cacao, conservación de suelo y actualmente se están im­partiendo, Crianza de aves y producción de tubérculos. También se formó una brigada de limpieza de terreno de 12 hombres y un Comité de seguimiento para velar por los equipos y herra­mientas del proyecto que se les han entregado a estos productores (ma­chetes, azadas, ca­rretillas, bombas mochilas, picos, palas, etc). Tene­mos dos Grupos de Auto-ahorros y Préstamos, uno tiene 20 miembros/ as y otro de 24, a los cuales les entregamos 30 ­sillas.­ Es­tos Grupos de Auto Aho­rros y Préstamos tienen un monto de RD$205,000.00.

En Infraestructuras, el Obispa­do de Puerto Plata y Pastoral Social Caritas, han llevado la caricia de la Iglesia a 75 familias que vivían en condiciones infrahumanas, con la entrega de una vivienda más digna en blocks, techo de zinc y piso de cemento pulido; dotada de galería, sala comedor, cocina con su frega­dero, baño con ducha, lavamanos e inodoro; y con dos habitaciones dormitorio. También se han cons­truido en este periodo 50 letrinas y cuatro granjas para gallinas ponedoras, y tres porquerizas asociativas.

Se han construido 5 acueductos comunitarios para beneficiar unas 8 comunidades rurales, unas 750 familias y 3,950 personas. Cada familia beneficiada de estos acueductos se les instala una llave directa en su patio, algunas de las cuales nunca habían tenido agua para su consumo diario directamente en sus viviendas, y tenían que viajar kiló­metros de camino para conseguir el preciado líquido. Además, se han instalado 90 tinacos para almacenar agua y unos 150 filtros de purifica­ción de agua para consumo hu­mano.

El eje de Medio Ambiente Ges­tión de Riesgos y Emergencias (MAGRE), Pastoral Social-Cári­tas Puerto Plata, lo desarrolla a través de jornadas de sensibilización, talleres sobre protección y conservación del Medio Ambiente, reci­claje y manejo de desechos sólidos, presentación de la Encíclica Laudato Sí’ del Papa Francisco y siembra de árboles en varias comunidades. De igual forma se han llevado a cabo jornadas y campañas de recogida de basuras y limpieza de cañadas, ríos y playas.

Con el proyecto “Creación de comunidades resilientes para redu­cir el riesgo, exposición e impacto ante inundaciones”, desarrollado en Laguna Grande, Villa Isabela, se han ejecutado varios cursos y talleres sobre reducción y gestión de riesgo, sistema de alerta temprana, evaluación de daños y análisis de necesidades, primeros auxilios, cambio climático y simulación de mesa, Simulacros. Se entregaron tanto a esta comunidad como a otras equipos y herramientas de prevención y mitigación de desastres (camillas, motosierras, botas, chalecos lumínicos, carretillas, linternas, pitos, altoparlantes, megáfonos, radios repetidores EP450, sensores para medir crecidas y desbordamiento de ríos, entre otros).

En estas comunidades se ha ins­talado un Mapa de Riesgos co­munitario con su Ruta de Evacua­ción, formándose las Redes Comu­nitarias de Emergencia.

En los ejes de Fortalecimiento Institucional y Educación, esta Cáritas Diocesana ha llevado a cabo varios Talleres tanto a nivel Zonal como Parroquial, para forta­lecer sus estructuras y la formación de los Comités Parroquiales de Pastoral Social (COPPAS). Tam­bién ha desarrollado Diplomados y Talleres sobre Doctrina Social de la Iglesia.

Pero además, en coordinación con el Instituto de Formación Téc­nico Profesional (INFOTEP), lleva a cabo un amplio plan de formación en las comunidades, parroquias y organizaciones, impartiendo cursos sobre corte y confección, plomería, electricidad doméstica, tapicería, repos­tería, y varios cursos relacio­nados con la agropecuaria.

Los ejes de Asistencia Humani­taria y de Salud, se han centrado en entrega de raciones alimenticias, de canastas navideñas, kits de hi­giene, toallas, mosquiteros, muebles, camas, kits de cocina, entrega de útiles escolares y regalos a niños/as empobrecidos/as.

El Eje de Salud es trabajado directamente y en coordinación con la Pastoral de Salud mediante ope­rativos médicos en comunidades rurales, consultas médicas, venta de medicamentos a bajo costo, a través del Centro Diocesano de Medica­mentos y las boticas comunitarias.

La mayor proporción de recursos financieros (95% aproximadamente) para la ejecución de los pro­yectos provienen de donantes internacionales.