Andando

0
220

Ciudadanía Vigilante.

 El grupo Ciudadanía Vigilante, el pasado 1 de febrero, presentó al presidente de la Cáma­ra de Senadores, Eduardo Estrella, una petición para que se suprimiesen los bene­ficios económicos de los así llamados barrilito y cofre­cito, que disfrutan los legisladores, de manera no cons­titucional, puesto que el artí­culo 93 de la Constitución no da a los legisladores funciones sociales. Ciudadanía Vigilante es un espacio que articula distintos grupos (Coalición Educación Dig­na, Oxfam, Articulación Na­cional Campesina, Ciudad Alternativa, Justicia Fiscal) en la defensa de la justicia y buen gobierno.

Próximos a la  Cuaresma. Cuaresma y Navidad son los tiempos litúrgicos que más se han in­culturado en la vida de nues­tro pueblo. Es verdad que en los últimos tiempos se han ido diluyendo en la fiesta y la recreación. Pero los que nos consideramos creyentes debemos dar la batalla. Cua­resma es combate y prueba. Es tentación y desierto. Es ayuno y oración. Es caminar hacia el misterio de la Euca­ristía. El Señor Resucitado. San Juan Pablo II, propuso en el 2004, el último de su pontificado, meditar Dt 30, 19-20 sobre la vida y la prolongación de los días, un tema de actualidad, la vejez: “Escoge la vida, para que vivas, tú y tu descendencia, amando al Señor tu Dios, escuchando su voz, viviendo unido a Él” (Dt 30, 19-20).  Llegar a la edad madura es, en la visual bíblica, signo de la bendición y de la benevolencia del Altísimo. La lon­gevidad se presenta de este modo, como un especial don divino.”

Volvemos sobre Bolsonaro. En el tema de la pandemia el presidente Bolsonaro ha sido indolente, más que prevenir, aconsejar y cuidar a su pueblo, ha bra­veado, payaseado, sin observar protocolos. Siguen en Brasil las protestas. Se dice que más de un millar de dirigentes religiosos, de dife­rentes iglesias, piden su destitución por la “gestión ­irresponsable y negligente ante la pandemia.

La salud del papa Francisco. Hace días oímos que dolores ciáticos impiden al papa Francisco cumplir con sus compromisos pastorales. El Papa tiene 84 años. De joven le extirparon parcialmente el pulmón derecho. Ahora lo ataca el dolor del nervio ciá­tico que le afecta ambas piernas. “La ciática es muy dolorosa – dijo – muy dolo­rosa. No se la deseo a nadie.”

El 27 de Febrero teje e inspira. En la historia procelosa, tormentosa y cambiante de nuestro país hay momentos y fechas a discernir y conservar. La Independencia Efímera, el 27 de Febrero, el Grito de Capotillo, el Derrocamiento de Báez en 1874, el Ajusti­ciamiento de Lilís, la Reti­rada del Ejército Ameri­cano, las Expediciones de 1959, el Tiranicidio de Tru­jillo, las Insurrecciones de Manolo y Caamaño, la Gue­rra de Abril,… Y tantas más. Pero Febrero es quien teje e inspira a unas y otras. Es en su espíritu inspirador y pendiente que se han ido gestando todas las demás. ¿No es verdad?