Andando

2
232

Intrant o muerte. El Intrant es el organismo oficial rector del tráfico. Debemos apoyar al Intrant, a las nuevas disposiciones que de­ben venir para ordenar el tráfico, no solo el tráfico de vehículos sino también la defensa de los peatones. El caos acumulado en el tráfico hace difícil la vida en las ciudades, tensa, stressa y hasta ofende al ciudadano. Caminar por una acera y cruzar una calle son decisiones riesgosas. La frase Intrant o muerte con que se inicia este párrafo podrá sonar radical, pero puede también re­sumir el dramatismo de la situación, todo lo que esperamos y estamos dispuestos a apoyar. Apoyamos y esperamos mucho del Intrant.

Presidente y narcotráfico. Bajo el impacto de las últimas tantas muertes que han ocurrido en el pasado mes de enero, el pre­sidente Medina dijo que el narcotráfico ha permeado distintos secto­res de la sociedad domi­nicana incluyendo poli­cías y militares, y que en cada momento están separando miembros de las filas de esas instituciones. Consideró que una de las razones es la deportación de dominicanos que delinquen en los Estados Unidos. También justificó la re­moción de oficiales de la Policía Nacional. Con­cluyó que en el país han  bajado los índices de muertes violentas, a 15 por cada 100 mil habitantes. Mejor es algo que nada. La opinión del Presidente es cualitativa. Pero, debemos ver estas y otras declaraciones a la luz de la “cultura de muerte” que nos invade y que los Papas tanto han tratado y denunciado.

 

La Altagracia e Higüey. La ciudad de Higüey volvió a ser punto de peregrinación de miles de dominica­nos y haitianos devotos de la Virgen de la Alta­gracia. Las noticias de la prensa y las fotos así lo revelan. Es de desta­car la presencia de la gente pobre que duerme por el suelo, cocina sus propias comidas y hasta se baña en los rincones de la Basílica. Y quizás más golpeante es la ma­la vida, bares y be­benti­nas en calles circundan­tes. Triste fue ver el de­terioro de la arquitectu­ra y decoración a que se ha dejado llegar la antigua basílica de tiempos coloniales.

Jornada extendida. Gracias a los bene­ficios del 4% para la educación, se han ido dando pasos en su me­jora. El más palpable es la construcción de nue­vas escuelas, la comida escolar, libros de texto y uniformes escolares, la capacitación de maestros y los ajustes sala­riales. Queda por delan­te evaluar el progreso académico de maestros y alumnos. Pero algo más sencillo es la im­plementación de la jornada extendida, es de­cir, qué se hace en las horas de la tarde. Curio­samente, se cree que esas horas se deberían dedicar al deporte, ma­nualidades, arte, pero el problema es que no se disponen de maestros preparados para esas labores.

“La justicia y la paz se besan”. En estos días pasados he­mos tenido salmos de una gran riqueza litera­ria, teológica y espiri­tual. Veamos tres. El martes 15, “¿Qué es el hombre para que te acuerdes de él?, … Lo hi­ciste poco inferior a los ángeles … le diste el man­do sobre las obras de tus manos.” Salmo 8. El miér­coles 23, “Tú no quieres sacrificios ni ofrendas, y en cambio, me abriste el oído; no pides sacrificios expiatorios, enton­ces yo es­toy aquí Señor para ha­cer tu voluntad.” Salmo 32. Y el viernes 25, “La misericordia y la fidelidad se encuentran, la justicia y la paz se be­san; la fidelidad brota de la tierra y la justicia mira desde el cielo.” Salmo 84.

Viva para Matos Moquete. “Desde que el ser humano em­pieza a leer empieza a imaginar, a crear, a co­locarse en el papel del personaje, se identifica con las situaciones, re­vive e incorpora al texto lo vi­vido… ahí solamen­te falta la vocación. La lectura es una condición previa que ayuda no so­lamente a los escritores, sino a toda la población y, claro, es un punto de partida más importante con un único objetivo fundamental: la recrea­ción del ser humano. Entonces, cuando usted es buen lector, vamos a decir que usted vive mu­chos mundos paralelos y convergentes, y eso le va llenando de imagina­ción y le va ampliando su experiencia con cada lectura.”

Manuel Matos Moquete, Premio Nacional de ­Literatura, 2019.

2 COMENTARIOS