Por: Isabel Valerio Lora, MSc.         Email:[email protected]

El maltrato infantil se define como todo comportamiento o discurso adulto que transgrede los Derechos del NiñoLas alteraciones por maltrato a nivel psicológico están bien establecidas en la literatura científica, algunas implican trastornos del vínculo, problemas de desarrollo y educativos, proble­mas de socialización, conducta disruptiva (Hibbard et al., 2012), somatizaciones (Van Tilburg, Runyan, Zolo­tor, Graham et al., 2010) y menor desarrollo del lengua­je (Moreno, 2003).

Varios estudios han relacionado el trastorno por dé­ficit de atención con el maltrato o abuso. Van Hyfte y Linkowski, 2012). Con respecto al trastorno oposicionista desafiante, se ha encontrado una relación entre este diagnóstico y antecedentes de abuso físico y sexual (Ford, Racusin, Ellis, Daviss et al., 2000).

Los adolescentes con antecedentes de mal­trato, parece que sufren más problemas emocionales, abuso de alcohol y sustancias, conductas sexuales de riesgo y delictivas, intentos de suicidio, autolesiones y más distrés psicológico (Tanaka, Wekerle, Schmuck y Paglia-Boak, 2011). También se han encontrado mayores niveles de agresión, depresión, disociación, ansiedad, síntomas de estrés postraumático, problemas sociales y de pensa­miento (Lansford, Dodge, Pettit, Bates et al., 2002).

Un estudio liderado por la investigadora del CIBERSAM Laia Marques-Feixa concluye que las situaciones de maltrato, desde las más leves hasta las más graves, modifican neurobiológicamente la manera que tienen los menores de responder ante situaciones de estrés.

Científicos de la Universidad de Londres llevaron a cabo escáneres cerebrales en niños que habían sido expuestos a violencia en sus hogares. Encontraron que sus cerebros mostraban una mayor actividad en dos áreas del cerebro asociadas a la detección de amenazas y a los trastornos de ansiedad.

El tratamiento de un niño maltratado es integral y multidisciplinario. En psicología,  la terapia más utilizada es la  cognitivo-conductual centrada en el trauma. Este tipo de terapia ayuda a un niño que fue víctima de maltrato a manejar mejor los sentimientos de angustia y a enfrentar los recuerdos relacionados con el trauma. 

Si un niño o una niña te dicen que han sido maltratados, toma en serio la situación. ¡Su seguridad es lo más importante!.