525 años de la primera Eucaristía en América Presidió el Cardenal Rosa Chávez, enviado especial del Papa

0
99

Puerto Plata.- Con una solemne Eucaristía, que contó con la participación de miles de feligreses de todas las Diócesis del país, se llevó a cabo la celebra­ción de los 525 años de la primera misa en América, el sábado cinco de enero, en el Templo Las Améri­cas, La Isabela, Puerto Plata.

En un ambiente de regocijo, Monseñor Julio César Corniel Amaro, Obispo de Puerto Plata, dijo las pala­bras de bienvenida a los participantes que se unieron en la fe para celebrar el acontecimiento histórico que convirtió a la República Do­minicana en la “cuna de la evangeliza­ción del nuevo mundo”.

Durante la homilía Su Eminencia Gregorio Car­de­nal Rosa Chávez saludó a toda la feligresía en nombre del Sucesor de Pedro, el Papa Francisco, al tiempo que les exhortó a conservar “siempre la fe católica, pro­clamarla con valentía y vivirla con amor y buenas costumbres”, como lo indi­có el Santo Padre en la carta con la que nombró al Cardenal su “Enviado Ex­traordinario”.

En la ceremonia, donde también se clausuró el Año de la Eucaristía (2018), se realizó el lanzamiento de la Segunda Etapa del Tercer Plan Nacional de Pastoral, a cargo de Mon­señor Dió­me­des Espinal De León, Obis­po de Mao-Monte­cristi y Presidente de la Conferen­cia del Episco­pado Domi­nicano (CED), quien expli­có el compromiso nacional de todos los agentes de pastoral, congregaciones e ins­tituciones para contribuir a una sociedad que fortalezca su fe y viva los valores cristianos, como resultado de dicho Plan.

La misa, presidida por el Cardenal Rosa Chávez, Obispo Auxiliar en El Sal­vador, contó con la participación de los Obispos de la CED; el presidente de la República Dominicana, licenciado Danilo Medina; el Nuncio Apostólico en el país, Monseñor Ghaleb Bader; autoridades civiles, militares, miembros del Cuerpo Diplomático y una representación de cada una de las Diócesis.

La actividad que re­cordó la primera misa celebrada en el Continente Americano, el 6 de enero de 1494, por Fray Ber­nardo Boyl, fue transmitida a nivel nacional e internacional a través de una red de canales de televi­sión y emisoras de radio, así como las plataformas digitales.