La Conferencia del Episcopado Dominicano concluyó su cuarenta Encuentro Nacional de Pastoral. Fue una actividad fraterna en donde no solo participaron nuestros Obispos, sino sacerdotes, diáconos, consagrados y laicos, quienes evaluaron las acciones pastorales del año y planificaron los trabajos para el 2023.

Es que en el trabajo pastoral no cabe la improvisación, y menos cuando estamos en tiempos difíciles, que merecen respuestas eficientes frente a los desafíos que tenemos. Un mundo marcado por la violencia y el individualismo. 

Tenemos claro que es mejor encender una luz, que maldecir la oscuridad, y que hay una sombra de falta de valores que arropa una parte de la sociedad dominicana, como es la falta de honestidad. De ahí que nuestros Obispos nos llaman a testimoniar la honestidad en la vida personal, familiar, social y política.

En su mensaje señalan que la corrupción que vemos en la sociedad tiene mucho que ver en la falta de una educación en los niños, jóvenes y adultos que priorice el valor de la honestidad.

Hagamos nuestro este mensaje, y tendremos un país mejor.Que nunca busquemos pretextos para caer en la trampa de la deshonestidad que tanto daño ha hecho a nuestro pueblo.