-Solimar Betances 

Villa Central, Barahona.- La Universidad Católica Tecnológica de Barahona (UCATEBA), realizó el pasado sábado, 28 de mayo, su vigésima tercera Graduación Extraordinaria, segunda graduación presencial tras la pandemia.

El acto de graduación estuvo encabezado por monseñor Andrés Napoleón Romero Cárdenas, obispo de la diócesis de Barahona, quien saludó a los presentes, felicitó a los graduandos y bendijo la actividad.

Luego, el reverendo padre Marco Antonio Pérez Pérez, rector de la UCATEBA, manifestó la satisfacción de entregar a la Región Enriquillo y al país un nuevo capital humano para el impulso de su desarrollo social y económico.

“El progreso socioeconómico no se generará sin el valor de la educación”, indicando a los graduandos que del grado de compromiso que ellos asuman como profesionales con esta región, dependerá la nueva visión y el cambio que esta requiere.

“Asuman este reto, cohesionen sus esfuerzos, enfoquen sus capacidades y competencias, cultiven un liderazgo proactivo y emprendedor, sean profesionales de cambio y transformadores de la realidad social y económica de esta región y del país”.

También los invitó a empoderarse de la Región Enriquillo y a no permitir que foráneos la depreden y se aprovechen de sus recursos naturales sin ningún compromiso ético con la mejora de la calidad y la dignidad de la vida de las personas y las comunidades.

Finalmente, citó el mensaje del del Papa Francisco sobre el Pacto Educativo Global y les recordó que de la UCATEBA no sólo se llevan un título, también se llevan una historia escrita en sus corazones y que dejan en ella una casa de puertas abiertas, en la que podrán proseguir sus sueños de postgrado.

En nombre de los graduandos, habló la joven Antonieta Díaz Féliz recibiendo el Máximo Honor Académico, con un índice de 3.90, Summa Cum Laude. En esta graduación, el 67.62% de los graduandos correspondió a mujeres.