Seminario celebra el Día de Santo Tomás de Aquino

1
307

Santo Domingo.- El Seminario Pon­tificio Santo Tomás de Aquino realizó su tradicional encuentro fraternal con la participación de obispos, sacerdo­tes y seminaristas de diversas Dióce­sis, en ocasión del día del patro­no de esa casa de formación sacerdotal.

En la celebración llevada a cabo el 28 de enero, el padre José Amable Durán Tineo, Rector del Seminario, pronunció las palabras de bienvenida, y el padre Ángel Díaz Gil, Formador, dirigió un espacio donde diversos pres­bíteros compartieron sus momentos más alegres vividos como semina­ristas y ahora, como sacerdotes, ade­más de experiencias vocacio­nales.

La Eucaristía celebrada en la Ca­pilla Jesús Buen Pastor, fue presidida por Mons. Carlos Tomás Morel, Obis­po Auxiliar de la Arquidiócesis de Santiago, quien du­rante su homilía hizo referencia a los gratos recuerdos que evoca en se­minaristas y sacerdotes la visita al Se­minario, quienes rememoran “mo­mentos alegres, de reflexión y maduración”.

En la actividad estuvieron presentes Mons. José Grullón, Obispo de San Juan de la Maguana; Mons. Julio César Corniel, Obispo de Puerto Plata; Mons. Víctor Masalles, Obispo de Baní; Mons. Santiago Rodríguez, Obispo de San Pedro de Macorís; Jesús María De Jesús Moya, Obispo Emérito de San Francisco de Macorís, y los Obispos Auxiliares de Santo Domingo, Mons. Benito Ángeles Fernández, Mons. Faustino Burgos y Mons. Jesús Castro.

Al concluir el encuentro los presentes disfrutaron de un ágape duran­te el cual Mons. Benito anunció la continuidad de los trabajos de remo­zamiento de la planta física del Se­minario, luego participaron de juegos deportivos como parte de su formación recreativa.

Santo Tomás de Aquino

Cada 28 de enero se celebra el Día de San­to Tomás de Aquino, patrono de los estudiantes, quien escribió la fa­mosa obra “Summa Teoló­gica”. La vida de Santo Tomás de Aquino, uno de los pensadores más importantes de la Edad Media, estuvo dedicada íntegramente al estudio y a la redacción de nume­rosos escri­tos. Nació cerca de Aqui­no, en 1225, en una familia no­ble de Nápoles. A los veinte años in­gresó en la Orden de los Dominicos. Estu­dió en París donde es discípulo de Alberto Magno, quien le introduce en el aristotelismo. Enseñó en París, en la curia pontificia y en Nápoles; murió a los 49 años.

1 COMENTARIO