Foto en el camino 

Resulta que caminamos detrás de las luces y nos persiguen las sombras.

Llegado el momento de la encrucijada, cabe parar y preguntarse:

¿Acaso se lleva la noche al día o el día arrastra con la noche?

¿Qué nos empuja?

¿Qué distancia ocupa el momento que vivimos?

¿Andamos atrasados corriendo tras la luz, o se nos atasca el camino enredados en las sombras?

¿Realmente hemos optado por la luz?

En nuestras acciones, pensamientos y juicios, se deja ver nuestra preferencia por la esperanza.

Los tránsitos del tiempo son siempre opciones de esperanza.

Puertas que se abren cuando una condición deja la otra.

Estar firmes en nuestros propósitos es mandatorio en tiempo de tránsito.