PASTORAL SOCIAL CÁRITAS BANÍ

0
127

 

Así nacimos y nos vamos desarrollando

 

1.- Constitución de la comisión

diocesana

 

La Comisión Pasto­ral Social Cáritas Baní se constituyó el 2 de noviembre del año 2017. Está conformada por Monseñor Víctor Emilio Masalles Pere, Obispo de Baní, como presidente; Cruz María Echeverría OAR como director, y el Diácono Marino Montero, Mar­garita Barías, Sixta Rivera y Carmen Serra­no como vocales.

La comisión se reú­ne el cuarto jueves de cada mes para recibir informes de las actividades que se están reali-zando y la programa­ción de las que están pendientes para los próximos meses.

Desde el principio, la comisión diocesana tuvo muy claro que por decisión de la Con­ferencia del Episcopado Domini­cano teníamos que integrar en la Pas­toral Social la Cáritas Diocesana.

2.- De la anterior dirección de Cáritas heredamos tres proyectos:

 

1) Microcréditos.

2) Pozo de Jacob.

3) Centro de acopio.

Dichos proyectos fueron evaluados y de estos continuamos con el proyecto de agua potable Pozo de Jacob.

 

3.-Propuestas

iniciales

 

Desde el principio pensamos que nuestra tarea prioritaria era formar las comisiones ­parro­quiales de pastoral social cáritas e identificar en cada comuni­dad, los lugares vulne­rables y los posibles centros de acopio en cada parroquia. Para ello, programamos dos talleres diocesanos a los que invitamos a tres personas de cada parroquia en la casa diocesana. En el primero de ellos, celebrado en enero de 2018, habla­mos sobre la fundamentación teológica de la pastoral social, la importancia del trabajo en equipo y la estructura nacional diocesana y parroquial de la Pastoral Social Cáritas. A este taller asistieron 46 personas.

Como resultado de este taller organizamos para el mes de abril la primera Asamblea Dio­cesana de Pastoral Social Cáritas Baní con dos delegados de cada una de las parroquias. En dicha asamblea de delegados se puso en común la tarea realizada y se recogió la información sobre los lugares vulnerables y centros de acopio, así como los miembros de las comisiones parroquiales para su digitalización.

En el segundo taller, celebrado en julio, se abordó el tema “El ser y la misión de la Iglesia”, haciendo hincapié en la dimensión social de la fe. También se habló sobre la estructura de la Iglesia y la estructura de la Pastoral Social.

Fruto de la evalua­ción de 2018 y la programación del 2019, nos propusimos conti­nuar con dos talleres, uno sobre Cristología, realizado en abril, y otro sobre Doctrina So­cial de la Iglesia, pautado para el 18 y 19 de octubre. También trabajaremos en reforzar la organización parroquial de la Pastoral Social Cáritas, la remode­la­ción y ampliación del proyecto El Pozo de Jacob, el seguimiento al proyecto la Farmacia de Don Gregorio y el dise­ño del proyecto Por una Vida Digna, para ­atender a adolescentes embarazadas.

 

4.- Otras

actividades:

 

  1. a) Centros de salud. En la Diócesis de Baní laboramos en el área de la salud con varios proyectos. En primer lugar, hay cuatro dispensarios donde diariamente se atienden con mucha calidad a personas de bajos recursos a un precio módico.

En este momento nos encontramos en la fase de coordinar accio­nes conjuntas para adecuar su funcionamiento a las exigencias del Ministe­rio de Salud. Así mis­mo, ofrecemos medi­camentos en varias farmacias, a precio módico y en varias ­parroquias hay programas de atención a enfermos con ayudas econó­micas para conseguir medicamentos y ­análi­sis de laboratorio.

  1. b) Cajitas alegres. Cada año una buena cantidad de niños pequeños reciben con alegría regalos de las llamadas “cajitas alegres” que nos llegan vía Cáritas Nacional.

 

  1. c) Mochilas. Todos los años, en agosto, hacemos llegar a estu­diantes de diversas ­parroquias alrededor de mil mochilas donadas por la fundación Pala­bra y Vida.

 

  1. d) Proyecto Por una Vida Digna. Estamos a punto de comenzar un proyecto llamado “Por una Vida Digna” que pretende dar asistencia médica, legal, educativa y financiera a adolescentes embarazadas. Pensamos que es una exigencia de la pro­blemática que estamos viviendo, donde un número muy significativo de adolescentes se embarazan, muchas veces, en condiciones sociales muy precarias.

 

  1. e) Proyecto de re­mo­delación y amplia­ción del Pozo de Jacob. Estamos a la espera de recibir financiamiento para la remodelación y ampliación de este proyecto.

 

  1. f) Ayuda solidaria a personas necesitadas de alimentos. Desde hace varios años estamos promoviendo la alimen­tación solidaria. Este proyecto consiste en que cada semana las personas que nos reunimos en las celebraciones de culto, y como ejercicio de la dimensión social de la fe, lleven algo de comida para que a través de las comisiones comunita­rias y parroquiales se haga llegar a personas que tienen gran dificultad para conseguir sus alimentos, aquellos que se han podido recabar por medio de los que se van sensibilizando con los que pasan hambre.

 

Con cada una de estas acciones nos hacemos presentes tanto en la formación, como en la organización y motivación para el ejercicio de la solidaridad.