Nos dijo adiós Roberto Andrés Fernández Tavárez Su vida fue servir

0
148

 

En Las Charcas, Santiago

Roberto Andrés Fernández Tavárez fue el quinto hijo de 10 hermanos. Nació el 4 de febrero de 1952. Sus padres, oriundos de Las Charcas, San­tiago, fueron el señor Juan José Fernández, cariñosamente Juanito, y doña Eduviges del Carmen Tavárez.

Sus hermanos lo describen como una persona bondadosa con todos.

En el año 1978 se casó con Candelaria Mercedes Tavárez y  procrearon a Roberto Armando (Robertico, Omar, Brenda y Lisa.

Roberto fue un hombre muy respon­sable y en­tregado a su familia. Siempre trabajó arduamente para llevar el sustento.

Su meta era construir su casa, ya que toda la familia vivía en casa de los padres de Candelaria. Luchó con empeño y trabajo para así lograr su sueño de tener su propio hogar.

Fue una persona de trato afable. Siempre trabajó mostrando pa­sión por lo que hacía. Fue cortés y servicial con todos.

Mencionar el nombre de Roberto en la comunidad de Las Charcas es sinónimo de entrega y servicio a la Iglesia. La capilla San Isidro Labrador, de su comunidad, guardará por siempre su entrega.

Fue vocal del mo­vimiento Cursillos de Cristiandad. Era miembro de la Legión de María y catequista.

Recordamos a tantas personas a las cua­les él preparó para el bautismo y el matrimonio.

Se entregó por en­tero a la Junta de vecinos, siendo tesorero de la misma, llevando las cuentas con estricta se­riedad y honestidad. También fue directivo de la Cooperativa San Miguel.

 

Palabra de su hija Lisa en la misa de nueve días

 

Gracias Papi por entregarte por entero a cada miembro de tu familia. Siempre te re­cordaremos como ese padre que estuvo ahí en nuestros momentos difíciles y en los alegres.

Hoy sé que todos lloramos tu partida y que se ha roto el corazón mío y el de mi familia, pero me siento confiada sé que te fuiste en paz y pre­parado. Tu ejemplo y vivencia así no los demostraron, con tu testimonio de vida.

Sé que esto no es una despedida sino un hasta luego. Porque sé que cuando Dios nos mande a buscar y llegue nuestra hora, nos juntaremos en la eternidad.

Gracias Papi por tanto que nos diste en la tierra y desde aquí te amamos.